El etarra que dijo que quería disparar al Rey con un rifle en Palma se alojó dos noches en el hotel Colón

Ocupó la habitación 19, con baño privado, televisión y salida a una terraza

|

Valorar:
Nunca vista

El presunto etarra Javier Pérez Aldunate abonó el 7 de abril de 2004 en efectivo 78 euros por el alquiler de la habitación 19 del hotel Colón de Palma. Se identificó como Eduardo Bustillo Castro y sólo permaneció dos días en el establecimiento, según recuerda la recepcionista Catalina. «Se registró el 6 de abril a las 23.00 horas y ocupó una habitación del primer piso con baño privado, terraza y televisor», explicó.

Pérez Aldunate había recibido la instrucción por parte de los dirigentes de ETA de acabar con la vida del rey Juan Carlos en la Semana Santa de 2004, pero no la pudo cumplir debido a que el arma elegida para el magnicidio -un rifle- no llegó a su poder, según consta en el auto de prisión decretado po el juez Baltasar Garzón. Los propietarios del hotel Colón, inaugurado en 1957, todavía no se reponen del susto. Creen que el hecho de ser noticia por un suceso tan desagradable como el de haber servido de morada a un presunto etarra, les está haciendo un daño enorme.

«Recibimos clientes de todas las clases y condiciones. Ese señor, que se dice iba a matar al Rey, rellenó el formulario de entrada como lo hacen todos, formulario que luego es entregado a la policía. No tenemos ninguna culpa de lo que ha pasado», señaló. El hotel Colón cuenta con 36 habitaciones y su porcentaje anual de ocupación oscila entre el 60 y el 70 por ciento. Es cierto que al tratarse de un establecimiento modesto, gran parte de su clientela también lo es. «Han dicho que aquí se alojan 'mochileros', pero olvidan que muchos de ellos pagan con tarjeta Visa Oro», dijo el propietario, que prefirió mantener el anonimato.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.