El Consistorio cede al Consell los terrenos para ampliar la incineradora

Mientras duren las obras se habilitará un vertedero provisional de 80.000 metros cuadrados

|

Valorar:
Nunca vista

El Consell de la Gerència d'Urbanisme del Ajuntament de Palma aprobó ayer, con los votos a favor del PP y del PSOE, la abstención del PSM y el voto en contra de EU-EV, el convenio de gestión de residuos entre el Consell de Mallorca y Cort. El convenio, que será firmado en breve, prevé que el Consistorio ceda al Consell, de manera temporal, unos terrenos municipales «para la ampliación de la capacidad de valoración energética de la planta incineradora de Son Reus», para poder desarrollar mejor la gestión y el tratamiento de los residuos.

La cesión se hará por un periodo de 35 años. Una vez pasado este tiempo y las prórrogas temporales que pudieran aprobarse, los terrenos y las instalaciones revertirán al Ajuntament de Palma. Por lo que respecta al actual vertedero de Son Reus, está en sus últimos años de vida útil prevista. De hecho, Emaya ha tomado ya la decisión de clausurar este vertedero antes del 16 de julio de 2009. El Consell se compromete, por su parte, a iniciar la revisión del Pla Director Sectorial per a la Gestió de Residus Urbans.

Mientras no estén acabadas las obras de ampliación de la incineradora, funcionará un nuevo vertedero con carácter temporal. El Consell cederá su gestión y explotación al Consistorio. Dicho vertedero tendrá una superficie de 80.000 metros cuadrados. Además, el Consell se compromete, a través de la empresa concesionaria de la gestión de residuos de Mallorca, a abonar a Cort la cantidad fija anual de 1,2 millones de euros más IVA, en concepto de cesión de terrenos y mantenimiento del vertedero hasta que dure el presente convenio. Dicha cantidad se abonará el primer trimestre de cada año.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.