Hacienda detecta una bolsa de fraude de 255 millones en Balears

La Agencia Tributaria mejora sus resultados de control un 6,3% sobre 2003. Anuncia un plan que incidirá sobre todo en el mercado inmobiliario

|

Valorar:
Nunca vista
preload
Raúl Burillo, delegado de la Agencia Tributaria en Balears. Foto: JOAN TORRES

Raúl Burillo, delegado de la Agencia Tributaria en Balears. Foto: JOAN TORRES

La Agencia Tributaria detectó el año pasado operaciones de fraude por valor de 255 millones de euros, un 6,3 por ciento más que en el ejercicio anterior, según informó ayer el delegado de la AEAT en Islas, Raúl Burillo, quien anunció la puesta en marcha de un plan de prevención dirigido especialmente al sector inmobiliario y al control de declaraciones del Impuesto sobre el Valor Añadido. Casi la mitad de los resultados de control obtenidos por la Agencia Tributaria en las Islas correspondieron al área de inspección tributaria, 123 millones de euros, frente a los 145 millones de 2004. Pese a ese descenso, la AEAT detectó delitos fiscales por valor de 13 millones en 2004, con lo que triplicó los resultados obtenidos en el año precedente. El área de aduanas experimentó un crecimiento de resultados del 112,5 por ciento hasta alcanzar la cifra de 68 millones, consecuencia principalmente de la aprehensión de dos grandes alijos de droga en la isla de Eivissa el pasado verano. En concreto, el departamento de Vigilancia Aduanera decomisó 4.630 kilos de hachís, 2,08 kilos de cocaína y 1,6 kilos de marihuana.

El delegado de la AEAT anunció el refuerzo de este servicio durante 2005, especialmente en Eivissa y Mallorca, con la incorporación de un avión y un helicóptero con base en la Península para controlar el tráfico de estupefacientes entre el Levante y el archipiélago. Estas unidades reforzarán la labor de los tres barcos actuales. «Vamos a reforzar el control del tráfico de drogas en el estrecho entre la Península y Eivissa, el objetivo es que dos patrulleras naveguen todos los días del año en aguas del archipiélago», afirmó el delegado. En cuanto a los resultados de control del área de gestión de la Agencia Tributaria, que se dedica sobre todo a comprobar la veracidad y corrección de las declaraciones del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, IRPF, se produjo un ligero incremento hasta alcanzar una cifra de 64 millones de euros. Por último, la distribución de los resultados de control por conceptos sitúan como principal partida las liquidaciones realizadas por la Agencia Tributaria, donde se incluyen actas de inspección o ajustes en la compensación de bases imponibles, entre otras, hasta 84 millones. A continuación aparecen las operaciones de contrabando, que incluyen los citados decomisos de drogas, hasta 35 millones y, por último, se sitúan delitos fiscales, que han triplicado su importe respecto a 2003.

La Agencia Tributaria recuperó el año pasado deuda por valor de 77 millones de euros -derivada de liquidaciones no pagadas de forma voluntaria y de los aplazamientos del pago-, lo que supuso un crecimiento del 15 pro ciento respecto del año anterior. De ese total, 40 millones fueron recuperados por la denominada «vía ejecutiva sobre el patrimonio de los contribuyentes», los embargos. El valor de los embargos practicados en Balears aumentó el año pasado en 1 millón de euros. En cuanto a las actuaciones de información y asistencia que realiza la Agencia Tributaria para facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, Burillo destacó la concesión de 49.133 citas previas, frente a las 47.304 del año anterior; el envío de 152.313 datos fiscales y la emisión de 896 certificados telemáticos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.