Mallorca se cita en la Fira del Fang de Marratxí

Cada día es visitada por unas 5.000 personas

Valorar:
Visto 2 veces
preload
La oferta de artículos de menaje confeccionados en barro es muy variada, gracias a la versatilidad de este material.

La oferta de artículos de menaje confeccionados en barro es muy variada, gracias a la versatilidad de este material.

Quien no tiene en su casa un siurel, una cenicero de barro o una hucha del mismo material es porque no quiere. En la recién inaugurada Fira del Fang, en Marratxí, los encontrarán. En realidad, hallarán todo cuanto esté relacionado con el barro, sea decorativo o tenga una utilidad. Basta con darse un paseo por el recinto y echar un vistazo a sus distintos estands.

Tal y como figura en el gran mural diseñado por Margalida Joan, Carmen Hermoso, María Pazos y Maria Dolors Moyà, esta XXI Fira del Fang tiene en los instrumentos musicales de fang sus elementos más emblemáticos. Como habrán podido ver muchos, en él aparecen ocarinas, pitos, gorrions, siurells -hechos en el taller de Carmen Hermoso y Jesús Palazón- y ximbombes -de Sa Taulera, de Llucmajor-. Pero es que lo demás no tiene desperdicio. Todo lo contrario. Por eso hay que verlo. Eso sí, tómense tiempo pues hay 51 expositores afuera y 62 en el interior. ¡Ah!, y como en años anteriores, se econtrarán con una representación de artesanos de Talavera de la Reina, Mota del Cuervo, Hospitalet, Premia de Mar, etc.

¿Qué se puede encontrar en esta Fira del Fang? Pues ya lo hemos dicho, de todo, de buena calidad y muy variado. Desde ollas de cualquier tipo y tamaño a huchas, pasando por una amplia variedad de recipientes, platos, tinajas, lebrillos, siurells, belenes con figuritas que son payeses, oficios de Mallorca, peces, escudos de apellidos y de ciudades, elefantes, tortugas, etc.

A mediodía de ayer, a tenor de cómo se puso de coches, tanto la carretera como el aparcamiento, el recinto ferial contabilizaba numerosos visitantes que no dejaron de llegar a lo largo de lo que restaba de día. Se calcula que diariamente pasan por allí alrededor de cinco mil personas, incluidos los laborables, puesto que a diario se realizan talleres didácticos en los que participan numerosos escolares. Además, cada día, entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde, diversos artesanos realizan exhibiciones cara al público.

Pedro Prieto
Foto: Serge Cases

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.