Matas pide una cláusula de insularidad en el Estatut

El president del Govern pide en el acto del Dia de Balears que se regulen las aportaciones de Balears al Estado y viceversa

Valorar:
Nunca vista
preload
Los galardonados con las Medallas de la Comunitat y los Premis Ramon Llull, en el Teatre Principal de Maó junto al president Jaume Matas. Foto: EFE

Los galardonados con las Medallas de la Comunitat y los Premis Ramon Llull, en el Teatre Principal de Maó junto al president Jaume Matas. Foto: EFE

TORRES BLASCO/JUAN MESTRE
El president del Govern, Jaume Matas, aprovechó ayer el acto central del Dia de les Illes Balears celebrado en el Teatre Municipal de Maó para proponer que el Estatut d'Autonomia incluya una cláusula de insularidad que regule la solidaridad del Estado con las Islas. Matas subrayó que Balears es la segunda autonomía más solidaria, pero advirtió: «un principio elemental, una norma de sentido común, nos hace ver que la solidaridad hacia los otros no se puede formular a costa de la insularidad hacia los ciudadanos de Balears». El presidente del Govern considera que el «principio redistributivo de las rentas autonómicas subyacentes detrás de los actuales modelos de financiación se convierta en un principio perverso cuando, como pasa en el ámbito de la fiscalidad, aquello que debía ser distributivo transforma la suficiencia financiera para atender nuestras necesidades en una caricatura hiriente». Para evitar esta situación, Matas propone regular a través del Estatut las aportaciones de Balears al Estado de la misma manera que deben objetivizarse, a nivel estatal, las aportaciones e inversiones del Estado en las autonomías españolas. «En este sentido, quiero proponer que el Estatut incluya, al lado de la solidaridad con el resto del país, una cláusula de insularidad que garantice en términos financieros la compensación efectiva de nuestras desventajas por el hecho de ser islas».

Matas subrayó que Balears padece un déficit histórico en materia de inversiones en infraestructuras, destacó el «aluvión inmigratorio» registrado en Balears, con tasas migratorias que han triplicado la media nacional. «Partimos de una situación no resuelta de agravio comparativo para nuestros ciudadanos en cuestión de precios, de transporte, etcétera, a causa de vivir en unas islas o por la falta de capacidad de nuestros sectores económicos de poder competir en términos de igualdad», planteó Matas, quien insistió en su propuesta: «tenemos una magnífica oportunidad de poder vincular la plasmación jurídica de nuestro hecho diferencial de insularidad al nuevo Estatut d'Autonomia».

Durante su intervención en el acto central del Dia de les Illes Balears, Matas reiteró la necesidad de «dar cobertura jurídica en nuestra primera ley de autogobierno a las iniciativas que garanticen la superación de la insularidad». En este sentido, el president reflexionó sobre la oportunidad que supone aprobar una nueva ley de Régimen Especial que incluya medidas de desgravación fiscal para nuestros ciudadanos o la creación de una agencia tributaria propia consorciada con la estatal. «La cláusula de insularidad debe garantizar la suficiencia financiera de nuestras instituciones», concluyó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.