Zapatero insta a Rajoy y a Balza a dejar los matices políticos para garantizar la paz

Cabanillas apuesta por adoptar una ofensiva clara contra las actuaciones terroristas y tomar medidas urgentes

Valorar:
Nunca vista
OTR PRESS - A CORUÑA
El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, instó ayer al ministro de Interior, Mariano Rajoy, y al consejero de Interior del País Vasco, Javier Balza, a dejar «los matices políticos en un cajón» para que puedan entenderse y trabajar juntos en la garantía de seguridad y libertad de los ciudadanos vascos. Por su parte, el portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, apostó por adoptar una ofensiva clara contra las actuaciones terroristas y tomar medidas urgentes.

Zapatero abogó por que el Gobierno central y Vasco «lleven los reproches mutuos al ámbito privado», ya que advirtió que es «muy desmoralizador y preocupante» para los ciudadanos comprobar como los dos ejecutivos «discuten en los periódicos» cuestiones que afectan a su seguridad y libertad. El líder socialista condenó el atentado perpetrado la madrugada de ayer contra los dos erztainas en Portugalete y añadió que el hecho de que esta agresión se haya producido dos días después del encuentro entre Rajoy y Balza pone de manifiesto la necesidad de esa «plena coordinación» entre la Policía autónoma vasca y la del Estado y entre el Gobierno central y el vasco.

El dirigente socialista mostró su convicción de que, si esta coordinación «es eficaz, sincera, real y planteada desde la buena fe» de ambas instancias, la ´kale borroka´ «puede ser derrotada y controlada», por los sistemas de seguridad vascos y estatales. En este sentido, demandó al Gobierno central y vasco que piensen más en las personas «que verdaderamente necesitan seguridad y protección de los cuerpos del Estado y autonómicos». En la misma línea, el ministro portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, apostó por adoptar una ofensiva clara contra las actuaciones terroristas y tomar medidas urgentes, ya que, según advirtió, si no se cortan estas actuaciones, «pueden ir a más y eso no lo quiere nadie». Cabanillas aseguró que con el objetivo de poder ayudar a Balza a acabar con la violencia callejera es la insistencia del Gobierno central en ofrecer las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Además, el portavoz del Ejecutivo resaltó «la idoneidad de los planes propuestos por el Gobierno central» para luchar contra la ´kale borroka´, y criticó que por parte del Gobierno vasco no haya llegado ninguna alternativa «cuando desde Madrid no se ha hecho más que descargar propuestas sobre el futuro del País Vasco». Cabanillas lamentó que, por otro lado, «sí haya declaraciones que quieren calentar el ambiente», en referencia a las manifestaciones realizadas en las últimas horas por Joseba Egibar y Javier Arzalluz. No obstante, manifestó que existe una vía de diálogo abierta entre los gobiernos central y vasco, aunque advirtió que «para dialogar hay que saber de qué se quiere hablar», por lo que lamentó que «aún se siga sin tener claro de qué quieren hablar ellos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.