Atentado de ETA cerca de Arco poco antes de su inauguración por el Rey

La explosión en la feria de Madrid provoca 42 heridos leves, entre ellos tres policías

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista
preload
La policía inspecciona los restos del coche bomba que estalló ayer en Madrid. Foto: SERGIO PÉREZ/REUTERS

La policía inspecciona los restos del coche bomba que estalló ayer en Madrid. Foto: SERGIO PÉREZ/REUTERS

Un coche bomba cargado con entre 20 y 30 kilos de explosivos estalló ayer por la mañana en el Campo de las Naciones de Madrid, tras una aviso en nombre de ETA al diario Gara, y causó 42 heridos leves, 24 de ellos trasladados a distintos hospitales de la ciudad y que fueron dados de alta a lo largo del día.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, que aportó el dato de la cantidad de explosivos que contenía el coche, no precisó el tipo de material utilizado por los terroristas, cuestión que está siendo analizada por los TEDAX.

El automóvil había sido robado el martes en Guadalajara, y fue aparcado por los terroristas entre las siete y la ocho de la mañana en la zona en donde explotó, muy próxima a los pabellones en donde ayer se inauguró la muestra de arte Arco.

Relató el ministro que la policía se desplazó de forma inmediata a la glorieta de Don Juan en el Campo de las Naciones, y acordonó la zona tras el aviso que un comunicante anónimo hizo en nombre de ETA al diario «Gara».

Fuentes de la investigación indicaron que la explosión se produjo a las diez menos veinticinco de la mañana, la misma hora que una llamada en nombre de ETA al diario «Gara» había advertido que iba a ocurrir el atentado. La llamada se recibió a las nueve menos cinco de la mañana (8:55 horas) en el citado periódico alertando de una explosión en esta zona de Madrid a las diez menos veinticinco (9:35 horas).

Tras serle comunicada a la Policía Autónoma Vasca, la Ertzaintza se puso en contacto con las autoridades competentes para comunicar el aviso. La Policía Nacional estableció un cerco en la zona antes de que se produjera la explosión. Cinco de los heridos leves que ha causado el atentado son agentes afectados en los oídos por la deflagración.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, dijo que el coche bomba, un Renault 19, tenía las matrículas «dobladas», es decir, copiadas de otro coche de igual marca, modelo y color que el sustraído,

Los heridos, la mayoría de los cuales son trabajadores de la empresa informática Bull, ubicada en el edificio junto al que estaba aparcado el coche bomba, sufren lesiones de carácter leve, en general cortes por cristales, contusiones y lesiones en el tímpano, según informó el SAMUR.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.