Un marroquí detenido en Francia podría haber financiado el 11-M

Bélgica autoriza la extradición a España del presunto portavoz de Al Qaeda en Europa

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista

El ciudadano marroquí Hassan Boutani, de 38 años, detenido el pasado 7 de febrero en París por su presunta relación con el terrorismo islámico, estaría vinculado con los atentados de Casablanca y Madrid, para los que podría haber facilitado apoyo logístico y económico.

Por otro lado, la Cámara del Consejo de Bruselas autorizó ayer la extradición a España del presunto portavoz de Al Qaeda en Europa, el también marroquí Youssef Belhadj.

Hassan Boutani podría ser miembro de una célula francesa del Grupo Islamista Combatiente Marroquí (GICM), que habría estado en contacto con los autores de las masacres de Madrid y Casablanca, e incluso habría hospedado a uno de los líderes de dicho Grupo en Europa, Hassan el Haski, que habría estado en Francia a comienzos de 2004 y fue detenido en diciembre en Lanzarote.

La principal actividad delictiva de Boutani, procesado por la Justicia francesa por terrorismo y financiación del terrorismo, era obtener ilegalmente fondos para otros grupos del GICM de Europa y el Magreb. El marroquí creaba sociedades ficticias, a través de las cuales solicitaba préstamos bancarios. Una vez obtenido el dinero, compraba vehículos de lujo para venderlos automáticamente después. El dinero obtenido lo transfería a los militantes del GICM. Además, también se dedicaba al tráfico de pasaportes ilegales.

La Policía francesa desmanteló esta célula parisiense del GICM tras la detención, el 5 de abril de 2004, de otros seis presuntos integrantes, en varias localidades de los alrededores de la capital gala.

«La Cámara del Consejo de Bruselas confirmó ayer el mandato de detección europea y autoriza su ejecución», así comunicaba la portavoz de la Fiscalía belga, Lieve Pellens, la extradición a España del presunto portavoz de Al Qaeda en Europa, Youssef Belhadj, a los medios de comunicación. El abogado de Belhadj tiene hasta el lunes para apelar esta decisión ante la Cámara de Acusación de Bruselas. Sin embargo, dicha apelación se tendrá que centrar en «aspectos jurídicos de la 'euroorden'», pero no sobre el «fondo» de este caso.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.