Inca

El Ajuntament d´Inca pretende explotar el futuro edificio del Mercat Cobert

El proyecto, de carácter futurista, tiene un presupuesto inicial que ronda los 750 millones de pesetas

|

Valorar:
Nunca vista
preload
El edificio del Mercat Cobert dará paso a un inmueble de carácter futurista. Foto:M.C.

El edificio del Mercat Cobert dará paso a un inmueble de carácter futurista. Foto:M.C.

MAR COMIN
El Ajuntament d'Inca estudia explotar de manera directa el aparcamiento subterráneo y el edificio comercial que se prevé construir en el Mercat Cobert. El anteproyecto del edificio ya está listo y el Consistorio está pendiente de unos estudios de viabilidad económica para decidir si asume la reforma y explotación comercial del futuro edificio. En principio, se preveía sacar a concurso público la concesión de la obra y su futura explotación. Sin embargo, «según lo que nos digan los estudios económicos que hemos encargado, seremos nosotros mismos quienes nos encarguemos de explotar el edificio, ya que puede resultar muy rentable», manifestó el alcalde de Inca, Pere Rotger.

El anteproyecto plantea la construcción de un edificio de marcado carácter futurista para el céntrico mercado que sería reformado por completo. De esta forma, se tendrá que realizar una fuerte inversión, que inicialmente puede girar entorno a los 750 millones de presupuesto. Los responsable municipales esperan que el proyecto final de construcción esté acabado para finales de septiembre. Con cerca de 1.500 metros cuadrados, el edificio albergará un nuevo mercado con capacidad para más paradas que las actuales, un supermercado de cerca de 300 metros cuadrados, alrededor de una docena de locales comerciales y un área de oficinas que se destinarán inicialmente a usos municipales.

El espacio contempla también la construcción de un aparcamiento subterráneo en el mismo edificio con una capacidad para 200 plazas, que se distribuirán en dos plantas y que ayudará a resolver el problema de aparcamiento que generará el propio edificio y el ya existente en la zona. El proyecto de un equipo de arquitectos barceloneses, elegido el año pasado entre otros diecisiete, plantea la construcción de un edificio de marcado carácter futurista. El viejo Mercat Cobert pasará a ser, con la reforma, un edificio completamente abierto en planta baja y dos pisos. El inmueble se estructurará como una escalera atravesada con unas grandes rampas que servirán para ir accediendo a los diferentes niveles y áreas de que dispondrá el edificio.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.