Alaró

Parada la obra de la casa consistorial porque Ajuntament y CIM no pagan

El equipo de gobierno (PSOE-UM) niega que el parón se deba a estos impagos

|

Valorar:
Nunca vista

Las obras de reforma de la Casa Consistorial de Alaró están paralizadas hace unos quince días aproximadamente porque el Ajuntament y el Consell Insular de Mallorca no pagan a las empresas constructoras desde el pasado mes de agosto. Las obras fueron adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Crespí y Futur. Las obras son financiadas por la conselleria de Cooperació del Consell Insular de Mallorca, que aporta 529.369'17 euros, mientras que el Ajuntament de Alaró aporta el resto, 132'349'17 euros. Las empresas han decidido paralizar las obras porque de momento nadie les ha confirmado que pronto recibirán el dinero pendiente y no pueden mantener más tiempo esta situación. A pesar de todo se espera que una vez se haya regularizado la situación, las constructoras puedan reanudar sus trabajos con normalidad.

La UTE había destinado un total de 15 trabajadores a la ejecución de estas obras que consisten en una reforma integral del edificio. En un principio, estaba previsto que la duración de las obras fuese de 18 meses. El equipo de gobierno negó ayer que la paralización de las obras se deba a estos impagos. Tanto el alcalde Miquel Deyà (PSOE) como el teniente de alcalde, Antoni Rebassa, señalaron que «esta parada se debe a que tenemos pendiente el proyecto de electrificación». Asimismo, el alcalde quitó hierro a la cuestión señalando: «El arquitecto ha hecho cuatro certificaciones de obra -pero reconoció- alguna está pendiente de ser pagada, pero este no es el motivo de la paralización».

Por su parte, el ex alcalde Josep Gomila (PSM) expuso que «las obras se tienen que reanudar porque no es bueno que una actuación de estas características, que afecta a los usuarios que vienen a realizar gestiones en el Ajuntament, esté parada tanto tiempo». «Entiendo que el Ajuntament tiene que hacer un esfuerzo para no paralizarlas y les pedimos que paguen», indicó. La rehabilitación afecta a todas las plantas del edificio y solucionará los problemas de goteras existentes. Asimismo, el proyecto prevé eliminar aquellas partes del edificio que se han ido añadiendo como es el espacio de la policía local y así el servicio se reubicará en la calle Petit.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.