Pollença culmina de madrugada un accidentado Pi de Sant Antoni

| Pollença |

Valorar:
Visto 12858 veces

El joven Joan Vanrell logró coronar un Pi de Sant Antoni 2018 que duró hasta altas horas de la noche debido a varios incidentes y a lo complicado que fue su ascensión.

18-01-2018 | Jaume Morey

La festividad del Pi de Sant Antoni de Pollença de este 2018 ha sido una de las más accidentadas de su historia, lo que provocó que se coronara a de madrugada. El joven Joan Vanrell logró a las 01.05 horas coronar el pino. Tras varias horas de intentarlo varios grupos de jóvenes finalmente ha sido este pollencí quién ha conseguido subir el árbol y romper las bolsas de confeti, para satisfacción de los pocos vecinos que todavía esperaban en la plaza a que se culminara la subida.

El Pi de este año no pasará a la historia como el año en el que no hubo un gallo vivo como premio, sino como el año en el que el pino se partió prácticamente por la mitad al forzarlo para meterlo en la Plaça Vella hiriendo a dos jóvenes que fueron trasladados al Hospital de Inca. Previamente el árbol había sido arrastrado con ayuda de cuerdas, tras volcar el carro en el cruce de las calles Padró y Horta causando heridas leves a dos policías.

Los incidentes se sucedieron uno tras otro en la bajada del Pi desde Ternelles (donde por primera vez además no pudo haber torrada) a la Plaça Vella de Pollença. Su medida de récord, de más de 22 metros, provocó complicaciones en su traslado. Aún sabiendo que un pino de más de 21 metros difícilmente entra en la plaza eligieron para complicar el recorrido uno de 24,70 al que recortaron 2,70 metros. El recorte no fue suficiente.

Tras atascarse a las cinco menos cuarto a la altura de Can Jura, cerca de las siete de la tarde, en el cruce de la calle Padró con la calle Horta, el carro volcó hiriendo leves a dos policías que velaban por la seguridad de los asistentes durante todo el recorrido. Uno de ellos tuvo que acudir al hospital de Muro, pero lo hizo por su propio pie.

El pino completó el recorrido por las estrechas calles del pueblo y alcanzó la Plaça Vella cerca de las 21 horas, pero no había forma de hacerlo entrar. Estiraban e intentaban doblarlo para girar cuando el tronco se partió por la mitad. A partir de ahí se abrió el debate sobre la posibilidad o no de izar y clavar el pino con suficiente seguridad para los escaladores. Finalmente igualaron la base y lo elevaron sin ternal. Medía apenas 15 metros. Eran ya casi las once de la noche.

El pino, recortado hasta una altura de 15 metros y ya sin copa, quedó finalmente en pie en la Plaça Vella cerca de las 23 horas con una figura de un gallo colgada en su punta junto a la bolsa de confetti.

A partir de ese momento comenzó la carrera por coronar el Pi de Sant Antoni. No es un proceso fácil pues los pollencins acostumbran a enjabonar el tronco para complicar la escalada y alargar la fiesta. Oficialmente pusieron líquido de figuera de moro, un ungüento algo más resbaladizo que el jabón. El ascenso fue muy complicado y no se logró hasta las 01.05 horas. Joan Vanrell fue quien finalmente consiguió culminar el laborioso ascenso.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

Toni
Hace 9 meses

Jose, si no te gusta, hay barcos y aviones cada día que te devolverán a tu casa. Los de fuera, siempre os estáis quejando de los mallorquines, deberiais tener un poco de educación y agradecer lo que nuestra tierra os da, el pan de cada día.

Valoración:menosmas

Jose
Hace 9 meses

Los mallorquines siempre quejándose y renegando, incluso de vuestras propias tradiciones. Luego lloráis porque los de fuera os roban 'lo nostro', y ni siquiera apoyáis vuestra cultura. Solo quejarse y quejarse. Lamentable.

Valoración:7menosmas

Que opinau?
Hace 9 meses

La quantitat de desbarats que arriba a llegir un per aqui. Llonguets anau a voltar per Sant Sebastià, a fer bbq, que ni fer torrades sabeu. Visca Pollença i visca Sant Antoni.

Valoración:-13menosmas

Manel
Hace 9 meses

Yo en tanzania no he visto fiestas tan lamentables, desde el lanzamiento de una cabra desde un campanario, normal que los alemanes se meen por las esquinas de nuestra isla. Parecemos un pueblo atrasado y cuarto mundista, porque desde el tercer mundo nos miran asustados. Es una fiesta para enaltecer la hombría, bebiendo y empujando, realmente decadente, luego queremos que nuestros políticos no nos roben, si cuando miran a la plebe ven que estamos fatal, normal que se lleven hasta las grapas de sus despachos. España va de mal en peor.

Valoración:9menosmas

Moon
Hace 9 meses

La imagen de empujones y zarandeos casi peleas me recordo al ració, lamentable

Valoración:5menosmas

mariano naniano
Hace 9 meses

Para que sirve esta fiesta? Para que los chulos del pueblo demuestren su hombría, si no eres de Pollença atrévete a intentar subir "lo pí", a ver que te ocurre. Por otra parte, basta ver la imagen del carro, lo que hay debajo, para ver en que se han convertido las fiestas populares.

Valoración:6menosmas

Mixeta
Hace 9 meses

Molta hipocresia, anam de 'progues" pero se va fer lo impossible perque un uruguayo no logras pujar. Els del poble si varen ajudar al que "tenia" que arribar a dalt.

Valoración:19menosmas

Maria
Hace 9 meses

El pollencins tenen dret a la seva festa i està molt bé. Al que no hi ha dret, es que IB3 tengui programada una sèrie de màxim interés, i que la llevi de la programació sense avisar, per donar aquesta activitat festera coompleta, per molta tradició que sigui. Molts ens varem anar a dormir de malhumor, per aquesta poca previsió.

Valoración:7menosmas

Pep Toni
Hace 9 meses

La maldición de no seguir la tradicion, San Antonio no le ha gustado el gallo de cartón, siempre hay cuatro filibusteros rompiendo tradiciones milenarias

Valoración:7menosmas

Prou
Hace 9 meses

Que cada any tenguin que tallar un pi es un atemptat ecologista. Una vergonya!!!

Valoración:-16menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3