El duque de Feria murió por un fallo cardiorrespiratorio, según la autopsia

Los análisis de orina y sangre confirmarán si había tomado barbitúricos antes de fallecer

Valorar:
Visto 2 veces
OTR/PRESS-SEVILLA
Los primeros datos de la autopsia de Rafael Medina, duque de Feria, apuntan a que murió por un fallo cardiorrespiratorio, aunque los análisis de sangre y orina serán determinantes para saber si, tal y como apuntan algunas hipótesis, el duque había ingerido alguna sustancia que provocó su fallecimiento. El cuerpo será enterrado hoy en Toledo a las 18.00 horas. Probablemente hasta hoy no se conocerán los resultados de la autopsia del cadáver del duque de Feria, que en este momento están en el Juzgado número cinco de Sevilla.

Sin embargo, los primeros datos apuntan a un fallo cardiorrespiratorio, a la espera de que se conozca el resultado de los análisis de orina y sangre. La familia del falleció manifestó el lunes su sospecha de que hubiera tomado grandes dosis de barbitúricos. Los datos que se tienen hasta el momento confirman que el duque murió en torno a las 16.00 horas del sábado. Tras la autopsia y con autorización del Juzgado, el cuerpo será trasladado hoy al panteón familiar de la Iglesia del Hospital San Juan Bautista de Tavera, donde será enterrado.

Aunque la intención de la familia era trasladar el cadáver ayer tarde, problemas burocráticos (falta de firma de documentos) retrasó el viaje hasta hoy. En principio está previsto que el cuerpo salga del tanatorio hacia Toledo en torno a las 11.00 horas «aunque podría adelantarse si se agiliza el trámite de firmas», según aseguró el abogado del duque de Feria, Antonio Mates. El duque de Feria fue encontrado en su domicilio sevillano por una empleada del hogar el lunes por la mañana, cuando le iba a entregar el periódico.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.