Controlado el incendio en la urbanización de Son Font, que ha quemado 80 hectáreas

Los investigadores no descartan que el fuego, que presentaba varios focos, fuera intencionado

|

Valorar:
Visto 2 veces
preload
El panorama ayer en Son Font era desolador. Foto: ALEJANDRO SEPÚLVEDA

El panorama ayer en Son Font era desolador. Foto: ALEJANDRO SEPÚLVEDA

El incendio de Son Font, que ha calcinado unas 80 hectáreas de bosque y obligó al desalojo de 70 casas de esa urbanización de Calvià, quedó oficialmente controlado ayer. Ahora las investigaciones se centran en conocer el origen del fuego y no se descarta que hubiera sido intencionado. Finalmente, los habitantes de los chalets de la urbanización de Son Font que fueron desalojados a causa de la proximidad del fuego pudieron dormir en sus casas la pasada noche, una vez pasado el peligro, sin que afortunadamente se quemara ninguna de sus viviendas.

Efectivos policiales permanecieron por la noche en la urbanización para ayudar en caso de necesidad a los vecinos ante cualquier emergencia a raíz de este incendio, que comenzó el miércoles. De hecho, para muchos residentes la noche fue larga y temieron que el fuego se reavivara. Medios aéreos y brigadas terrestres y del Instituto Balear de la Naturaleza (IBANAT) continuaron trabajando durante la jornada de ayer para refrescar la zona y con el objetivo de que el incendio sea declarado oficialmente como extinguido en las próximas horas. Los medios aéreos que participaron en las tareas de extinción son: dos helicópteros, un airtractor y un dromadair, reforzados en tierra por efectivos del Ibanat y del Cuerpo de Bomberos de Mallorca.

Técnicos del Ibanat calcularon por la mañana el perímetro de pinar y monte bajo quemado y estudiaron las causas que hayan podido provocarlo. En este sentido, no se descarta la intencionalidad dado que el fuego se declaró simultáneamente en cuatro focos distintos. Asimismo, el Ayuntamiento de Calvià se felicitó porque ha sido posible preservar de las llamas la zona de Son Sastre, de gran valor ecológico y ambiental.

Al lugar del suceso se desplazaron el president del Govern, Francesc Antich, la consellera de Medi Ambient, Margalida Rosselló, y la alcaldesa de Calvià, Margarita Nájera. Con respecto a los daños materiales, tres viviendas del camino de Son Sastre resultaron afectadas en su zona ajardinada; cinco del Camino de Ca Na Martina con las placas solares y los sistemas de riego alcanzados, y cuatro chalets más del Camino de ses Llebres presentaban canaletas quemadas o cristales de las ventanas resquebrajados. Además, un poste del tendido eléctrico resultó abrasado.

Una noche larga para los vecinos
Los vecinos de la urbanización de Son Font, a unos dos kilómetros del pueblo de Calvià, no pasaron ayer una noche fácil. El recuerdo de la dura jornada y, sobre todo, la sensación de que habían estado a punto de perder sus chalets hizo que muchos residentes no pudieran conciliar el sueño en toda la noche. Otros, en cambio, temían que el fuego se reavivara y en más de una ocasión, en plena madrugada, se levantaron para comprobar que la montaña estaba en calma. «Lo pasamos realmente mal porque no sabíamos si nuestras casas arderían o no. Lo que no es de recibo es que la montaña esté tan sucia y que no haya más cortafuegos», opinó uno de los residentes.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.