Desarticulada una banda que robaba en chalets de lujo habitados de Mallorca

En uno de los numerosos asaltos cometidos rociaron con un spray de defensa personal a uno de los moradores

|

Valorar:
Visto una vez

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha desarticulado una banda formada por once ciudadanos del Este, la mayoría yugoslavos, que se dedicaba a asaltar chalets habitados en urbanizaciones de lujo de Mallorca, sin importarles que en su interior se encontraran los moradores. Los investigadores han recuperado joyas y efectos millonarios y han esclarecido, de momento, un total de quince asaltos a casas. Desde finales del mes de junio la Benemérita tuvo conocimiento de que numerosas casas habitadas estaban siendo desvalijadas en la zona de Calvià, Andratx, s'Arenal, Llucmajor, Cala Millor y Pollença. Se trataba de viviendas lujosas, pero lo que más llamó la atención de la Policía Judicial fue el 'modus operandi': en muchos de los 'palos' había familias durmiendo en los cuartos, pero los ladrones no parecían tener en cuenta este detalle.

Este tipo de casas suelen tener un complejo sistema de alarma, aunque en ocasiones un despiste echa al traste toda esa seguridad. Y eso es lo que ocurrió en muchos de los robos, ya que los delincuentes accedían al interior entrando por puertas o ventanas abiertas. Una vez en la vivienda registraban las dependencias en busca de joyas y dinero e incluso llegaban a entrar en cuartos donde dormían personas. Las pesquisas fueron avanzando lentamente, debido a lo complejo del caso, y a principios de este mes la Guardia Civil ya sabía que se trataba de una banda organizada formada por ciudadanos serbios, que portaban documentación falsa y se alojaban en un hostal de s'Arenal y en un apartamento de Santa Ponça, en Calvià.

Se trataba, en realidad, de una medida preventiva por si caían en una redada policial, ya que dividiéndose una parte de la red podría seguir delinquiendo. Los miembros de la banda se movían en cuatro coches de alquiler y trataban de pasar desapercibidos y no llamar la atención. El domingo día 19 la Guardia Civil puso en marcha el dispositivo final: en una acción simultánea asaltó el hostal y el apartamento que servían de guarida a los delincuentes, que no pudieron reaccionar ni ofrecer resistencia. Los acusados han sido identificados como K.V.I., de 30 años y pasaporte checo; R.L., de 29 y con el mismo pasaporte; A.G., con tarjeta italiana; I.L., croata de 25; M.C., croata de 24; R.C., croata de 44; R.O., croata de 23; U.K., esloveno de 29; M.M., esloveno de 28; J.Z., esloveno de 29 y D.D., también de la misma nacionalidad y de 18.

Ninguno de ellos contaba con antecedentes policiales en España, algo realmente extraño en este tipo de bandas que delinquen de forma frenética y acumulan detenciones entre sus miembros. El hostal y el apartamento que alquilaron fue registrado en presencia de una comisión judicial, al igual que los coches, y como resultado de las inspecciones la Guardia Civil encontró joyas, teléfonos móviles, relojes de primeras marcas, dinero en efectivo en moneda nacional y divisas, y otros efectos. Además, en su poder se hallaron cizallas, destornilladores y barrenas para perpetrar los robos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.