Comerciantes y hoteleros de s´Arenal ejercerán la acusación contra reincidentes

Consideran que la situación de inseguridad ciudadana en la Platja de Palma es ya insoportable

Valorar:
Nunca vista
JAVIER JIMÉNEZ-PEP MATAS
La situación de inseguridad en la Platja de Palma continúa siendo lo más parecido al caos, pese a que los vecinos y comerciantes reconocen los esfuerzos policiales en este sentido. Por todo ello, los hoteleros y comerciantes se van a presentar como acusación particular en aquellos casos en los que se vaya a juzgar a delincuentes que son multirreincidentes. A lo largo de los últimos días se han producido esta serie de delitos en la zona.

Una joyería de s'Arenal fue asaltada a las nueve de la noche del martes por dos extranjeros que reventaron a golpes la vitrina y se apoderaron de numerosas joyas por valor de casi 3.000.000 de pesetas. Una nigeriana de 24 años, prostituta, ha sido detenida tras robar la cartera de uno de sus clientes y propinarle un mordisco en el antebrazo. Los hechos sucedieron en la madrugada del 19 de agosto cuando la detenida se acercó a un grupo de austríacos, que salía de una discoteca y ofreció sus servicios por 6.000 pesetas. Uno de ellos decidió aceptar y, en el momento en que se bajaba los pantalones, la mujer le robó la cartera y salió corriendo. Los turistas lograron alcanzar a la delincuente, pero, en ese momento, aparecieron tres mujeres más que les agredieron con sus bolsos y la prostituta mordió a su cliente.

Un checo de 40 años, llamado Bohumil S., ha sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía tras hacerse pasar por cliente de un hotel de s'Arenal donde desayunó, comió y cenó durante una semana sin pagar cuantía alguna. La detención se produjo el pasado día 15 cuando fue sorprendido en una habitación del establecimiento hotelero destinada a uso exclusivo del personal. Miembros del hotel estimaron que el valor de los servicios consumidos por el presunto delincuente asciende a unas 56.000 pesetas. Además, el individuo detenido también estuvo alojado en otro hotel de Mallorca durante varios días, de donde se fue sin pagar la factura de 26.000 pesetas que le correspondía.

María Luz V.M., de 42 años, y Matteo R., de 27, han sido detenidos por robo y amenazas de muerte a un ciudadano belga en la Platja de Palma. Los hechos tuvieron lugar hace pocos días cuando la víctima fue invitada por la pareja a apostar 5.000 pesetas al «trile». Cuando el afectado se disponía a sacar de su cartera el dinero la mujer le sustrajo 25.000 pesetas y, al intentar recuperarlo, recibió empujones y amenazas. '

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.