El niño de un año ingresado en Manacor sufre una fractura y contusiones

La jueza y el forense visitaron ayer al menor en la Unidad de Pediatría

|

Valorar:
Nunca vista

El niño de un año y medio que está ingresado en el Hospital de Manacor sufre una fractura en una pierna y numerosas contusiones en la zona craneal.

De estos datos fue informada ayer la jueza del Juzgado de Instrucción 1 de Manacor, que el pasado martes ordenó a la Guardia Civil que se detuviera a los padres del menor. La jueza se desplazó ayer por la mañana a la Unidad de Pediatría del Hospital de Manacor, acompañada del médico forense Javier Alarcón que, además de los médicos, examinó al niño. De los informes de los expertos se deduce, en principio, que las lesiones que padece el niño no son compatibles con 'una caida'.

El menor continúa ingresado en la citada unidad. El ingreso en el Hospital de Manacor se produjo la noche del lunes, acompañado de sus padres. Tras los primeros exámenes se informó a la jueza de la posibilidad de que el paciente hubiera sido víctima de malos tratos, por lo que la jueza ordenó la detención de los padres. Estos quedaron ayer en libertad con cargos, tras ser trasladados de los calabozos de la Policía Local a los juzgados, y prestar declaración.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.