La Guardia Civil investiga el operativo para rescatar a dos buzos en Cala Agulla

La AUGC ha presentado una denuncia en la que pide que se aclare si se produjo alguna irregularidad

Valorar:
Nunca vista

PEP MATAS
La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha entregado una denuncia ante la Dirección General en la que se pide que se lleve a cabo una investigación para esclarecer si pudo haber irregularidades en el operativo para el rescate de dos buzos en una cueva de Cala Agulla. En el citado operativo, que se inició el 12 de octubre de 2004, se recuperó el cadáver de Marcos Moreno y al día siguiente se encontró con vida a Pedro Antonio Nadal.

El presidente de la AUGC, Fernando Carrillo, que es quién firma la denuncia, expone que los hechos que motivan la misma se iniciaron el citado día «festividad de la Vírgen del Pilar, patrona del Cuerpo». En el texto se señala: «Tres miembros de los GEAS se desplazaron a la Playa de Muro donde había desaparecido un bañista. Otros miembros de los GEAS se quedaron en Palma para participar en el desfile militar militar previsto. A las 11,10 horas los que estaban en Muro recibieron el aviso del Centro Operativo de Servicios (COS), de que dos submarinistas se encontraban en dificultades en el interior de una cueva submarina de Cala Agulla (Capdepera), de donde habían salido otros submarinistas que iban con los dos anteriores, siendo comisionados al lugar con la patrullera de la Guardia Civil.

Los GEAS solicitaron refuerzos de sus compañeros que tenían que participar en el desfile, entre ellos un especialista en espeleobuceo. Concretamente solicitaron el apoyo del resto de la unidad puesto que no disponían del material necesario para ese tipo de rescates, como son focos y linternas, equipo imprescindible para adentrarse en una gruta submarina. Además, solicitaron que el traslado se realizara a ser posible con el helicóptero del Cuerpo, dada la distancia existente por carretera. Los GEAS que estaban en Muro llegaron a Cala Agulla a las 12,00 horas. Volvieron a solicitar ser reforzados con sus compañeros que estaban en Palma y que les trajeran el material necesario. Entre los que estaban en Cala Agulla únicamente uno de los cuatro era experto en espeleobuceo y al ser necesario dos por motivos de seguridad, resultaba que el otro estaba en Palma. La respuesta oficial fue que los refuerzos se trasladarían al finalizar el desfile y que lo harían por carretera, al no ser posible en el helicóptero.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.