Detenidos ocho hombres por delitos de violencia doméstica en Mallorca

Uno de ellos salió recientemente de prisión y está acusado de agredir a su padre y a su hermana

|

Valorar:
Nunca vista

Hasta ocho hombres fueron detenidos ayer en Mallorca por delitos de malos tratos. Dos de estas detenciones fueron efectuadas por el Cuerpo Nacional de Policía en s'Arenal. El primero es Luis S.V., al que le constan nueve antecedentes por robos con fuerza y homicidio doloso y que salió recientemente de prisión. El detenido, que estaba alojado en el domicilio de su familia, amenazó reiteradas veces a su padre y a una hermana, a la que propinó varios puñetazos, ocasionándole contusiones en el rostro.

El segundo detenido es Pablo M.S., de 25 años, también con cuatro antecedentes por receptación, robo y reclamación judicial. El hombre está acusado de agredir gravemente a su pareja, que tuvo que ser ingresada en un hospital de Palma.

Otras tres detenciones fueron realizadas por la Policía Local de Palma. La primera de ellas fue sobre J.A.R.C., quien presuntamente pegó un fuerte puñetazo a su compañera que le ocasionó la pérdida de una pieza dental. Al parecer, la pareja llevaba todo el día discutiendo, y cuando la policía se personó en el domicilio halló a la víctima en estado de histeria.

El segundo detenido es F.J.M.S., que convivía con su pareja desde hacía un año. Tras recibir un aviso telefónico, los agentes que llegaron al domicilio observaron que la puerta estaba abierta y que en el recibidor se hallaba la mujer sollozando. Ésta le explicó que el hombre la sometía a constantes amenazas y que la había amenazado con arrojarla por la ventana. Al parecer, el hombre la agarró por el cuello y, empujándola, la sacó hasta el rellano de la escalera. En el momento de los hechos en el domicilio se hallaba su hija, mayor de edad.

El tercero de los detenidos por la Policía Local es C.M.G., quien fue trasladado a San Fernando, al igual que los otros dos. Los policías llegaron hasta el domicilio requeridos por la víctima. A su llegada se encontraron a la mujer, que estaba llorando y tenía manchas de sangre en el rostro y en las manos, así como una herida incisa contusa en la ceja izquierda. El presunto agresor había abandonado la vivienda, aunque cuando los agentes estaban tomando declaración a la víctima se presentó de nuevo en el domicilio y comenzó a insultarla y amenazarla, momento en el que fue detenido. Por su parte, la mujer fue trasladada hasta Son Dureta, donde se le realizaron varias radiografías para detectar posibles fracturas en las costillas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.