La Guardia Civil detuvo el año pasado a 222 personas en Balears por narcotráfico

Los agentes se incautaron de 50 vehículos y 15 embarcaciones valoradas en 10 millones de euros

| |

Valorar:
Nunca vista

Un total de 222 personas fueron detenidas en 2004 por la Guardia Civil en Balears por su supuesta relación con el narcotráfico, según los datos presentados ayer por el portavoz autorizado de la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de Palma.

En ese mismo período los expertos antidroga de la Benemérita se incautaron de 1.810 kilos de hachís, 7 kilos de grifa, 27 kilos de cocaína y más de 34.000 dosis de éxtasis. Sobre la cantidad de heroína intervenida, no se han facilitado datos. Otro dato interesante de la memoria del servicio fiscal es que 15 personas fueron arrestadas por delitos contra la propiedad industrial y otras 15 por piratería musical o informática. El valor del material recuperado asciende a 150.000 euros. El contrabando de tabaco, una actividad que está en retroceso, también se contempla en la estadística benemérita. En total, durante el año pasado se retiraron 4.735 cajetillas y fueron inculpadas 14 personas que negociaban con este género.

Pero el punto más destacado es el que hace referencia a los vehículos y embarcaciones de lujo intervenidas por fraude fiscal y otros delitos. Balears está a la cabeza en cuanto al valor del material precintado: «Se han precintado yates que valen cientos de millones y muchos de los coches que se han requisado son deportivos de gran cilindrada», detalló un comandante consultado ayer. Todo ese material está tasado en 10,5 millones de euros.

Además de los 222 hombres y mujeres que en 2004 acabaron en los calabozos por su presunta relación con el narcotráfico, otras 5.000 personas fueron denunciadas en aplicación de la Ley 1/92. Se trata de sospechosos que tenían en su poder sustancias estupefacientes. El número es muy elevado y da una idea de lo extendido que está la venta y el tráfico de sustancias estupefacientes en las islas, sobre todo en Mallorca y en Eivissa. La mayoría de los implicados son jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, otro dato que alarma sobre manera a los investigadores.

La piratería musical e informática va en aumento de un modo imparable, según acreditan las estadísticas policiales, y al distribución de este material ilícito ya no se limita al 'top manta' callejero y a los mercadillos. Ahora se encuentran CDs o DVDs copiados en locutorios y en pisos-laboratorio, tal y como se ha puesto de manifiesto con la última intervención que se llevó a cabo el martes en Inca. Los perjuicios económicos a las compañías con millonarios.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.