Ana Julia Quezada, trasladada de nuevo a Rodalquilar para reconstruir el crimen

| Almería |

Valorar:
Visto 2091 veces
preload
La Guardia Civil custodia la finca de Rodalquilar, en Níjar, en la que se está inspeccionando el pozo en el que supuestamente Ana Julia Quezada ocultó el cuerpo de Gabriel.

La Guardia Civil custodia la finca de Rodalquilar, en Níjar, en la que se está inspeccionando el pozo en el que supuestamente Ana Julia Quezada ocultó el cuerpo de Gabriel.

13-03-2018 | Miguel Ángel Molina

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte de Gabriel Cruz, el hijo de su pareja, ha vuelto a ser trasladada a la localidad de Rodalquilar, en Níjar (Almería), para una reconstrucción de los hechos dirigida por los agentes que coordinan la investigación de la Guardia Civil.

La mujer ya fue trasladada a esta localidad este lunes durante un registro de la finca en la que se encuentra el pozo en el que presuntamente ocultó al niño de 8 años tras su desaparición el 27 de febrero, hasta que presuntamente lo extrajo este domingo de él y lo trasladó en su vehículo hasta Vícar (Almería), donde fue detenida.

Fuentes próximas a la investigación han señalado que la detenida ya se encuentra en Rodalquilar a la espera de la llegada de la comisión judicial para poder iniciar la reconstrucción de los hechos.

Al parecer, la Guardia Civil tiene previsto actuar en este punto y en otros como el vertedero donde presuntamente habría tirado la ropa del niño tras su desaparición.

Ana Julia Quezada, detenida como presunta autora de la muerte del niño Gabriel, ha dicho a los investigadores que mató al niño tras golpearlo con la parte roma de un hacha durante una discusión, informan a Efe fuentes de la investigación. La autopsia ha desvelado que el pequeño Gabriel fue asfixiado.

La confesión se ha producido en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería donde Quezada ha prestado declaración durante cerca de dos horas ante los agentes de la investigación.

Ha sido entonces cuando ha reconocido que durante una discusión con el pequeño el mismo día de su desaparición le asestó un fuerte golpe con la parte roma de un hacha.

Al término de la declaración, su abogada Beatriz Gámez ha asegurado que su defendida estaba «colaborando» con los agentes y que había respondido a sus preguntas.

Ayer también fue trasladada al lugar de los hechos y fuentes de la investigación apuntaron que la mujer no había hablado con los agentes.

«La declaración policial ha sido hoy, ayer simplemente fueron dos registros, hoy ya le han preguntado y ha colaborado», ha insistido, la letrada, que no ha precisado más detalles y sólo ha añadido que Quezada «mañana ya pasará a disposición judicial».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.