RCE Mallorca

Como en los viejos tiempos

Al no ser televisado el partido, Son Moix registró largas colas de aficionados en busca de una entrada

|

Valorar:
Nunca vista

El partido que disputarán Real Mallorca y Hajduk Split no será televisado, ni en abierto ni en cerrado, por ningún canal, por lo que la única forma de seguir el encuentro en directo será acudiendo al estadio de Son Moix. Por este motivo, y también porque la afición ha cobrado conciencia de la importancia del encuentro, durante la jornada de ayer se produjeron largas colas ante las taquillas del estadio para conseguir una de las aproximadamente 5.000 localidades que se han puesto a la venta.

Ayer fueron 2.000 las entradas que se vendieron, lo que indica que los aficionados están muy metidos en el partido. De aquí a la hora del choque las previsiones indican que se puede agotar el papel, ya que las taquillas permanecerán abiertas hoy domingo, mañana lunes y también el martes hasta la misma hora en que arranque el encuentro.

El ritmo que ha tomado la venta de localidades y también el elevado número de seguidores que han sacado ya su carnet de socio "15.000" motivará que el estadio de Son Moix presente una fenomenal entrada de público. Las mejores previsiones indican que se puede rozar incluso el lleno, lo que indica claramente que los aficionados bermellones quieren ayudar al máximo a su equipo a remontar la eliminatoria.

El hecho de que este encuentro llegue en pleno mes de agosto, con una gran cantidad de seguidores de vacaciones, motiva también que no sea una utopía el pensar que el recinto deportivo balear presente, si no un lleno total, sí una de las más importantes entradas desde que oficialmente fuera inaugurado. El equipo ha indicado en reiteradas ocasiones que el aliento que reciba desde los graderíos será fundamental y la hinchada captó el mensaje de inmediato y de ahí la fenomenal respuesta en las taquillas del estadio de Son Moix.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.