Héctor Cúper: «Es un partido de seis puntos»

El técnico eleva al máximo el partido de mañana en Málaga porque «puede ser el inicio de nuestra escalada»

| |

Valorar:
Nunca vista
preload
Héctor Cúper, ayer, durante el entrenamiento en la Ciudad Deportiva.Foto: MONSERRAT

Héctor Cúper, ayer, durante el entrenamiento en la Ciudad Deportiva.Foto: MONSERRAT

El Mallorca realiza mañana una escala terminal en su tránsito hacia la curación definitiva. El grupo de Cúper parte hoy a Málaga, una plaza que puede marcar su futuro y señalar en el libro de ruta la salida del laberinto. La victoria ante el Getafe ha servido para templar los ánimos, pero no para alcanzar la tierra prometida, a cuatro puntos. La triada de la supervivencia sigue mañana en La Rosaleda con el propósito de no arrojar por el desagüe el crédito ganado el pasado domingo. Para ello, Héctor Cúper ha sido el primero en coger la pala y echar arena en el fuego de la euforia. El entrenador del Mallorca quiere un buen ánimo, pero no relajación: «El ánimo de esta semana ha sido diferente, pero debemos tener cuidado en no confundir un buen estado de ánimo, que hace crecer al jugador, con un estado alegre que muchas veces puede conducir a la relajación y eso es muy peligroso. La victoria nos ha dado un poco de respiro, pero debemos mantener la tensión».

Cúper, que confirmó la recuperación de Iuliano y las dudas que planean sobre la presencia en la convocatoria de Ballesteros, eleva al máximo la importancia del choque, «es otro partido de seis puntos, y advierte sobre la peligrosidad del rival: «He visto a un Málaga con una gran actitud y una predisposición a luchar los partidos, dos virtudes que le convierten en un equipo difícil. Han logrado resultados positivos (dos triunfos y una derrota con Antonio Tapia en el banquillo) y eso fortalece el ánimo. Ante el Zaragoza, jugaron un buen primero tiempo y vamos a tener muchas dificultades, no sólo por su juego sino por el aliento de su afición, que le da un extra al equipo local. Pero en ánimos estamos parejitos».

A pesar del secretismo que suele rodear sus comparecencias previas a los partidos, Cúper dejó entrever su intención de repetir mañana en La Rosaleda el once que dibujó ante el Getafe, con la única novedad del italiano Mark Iuliano por el lesionado Ballesteros: «Uno a veces elige caminos que no son los mismos para ganar un partido porque elige una estrategia diferente. Viendo lo que el equipo hizo el domingo, no deberíamos cambiar demasiado, quizás algún movimiento, algunos metros más allá o más acá en el campo... pero en principio no tiene por qué cambiar absolutamente nada. Vamos a salir a ganar y a veces lo que cambia es la fórmula o el camino que uno elige para ganar un partido; pero siempre se sale a ganar».

El técnico cree que el triunfo ante el Getafe ha supuesto un «primer pasito» para la remontada, aunque se niega a hablar de rachas porque sólo «hemos ganado un partido». «Espero que sea el inicio de una racha, pero para ello debemos mantener un juego lo más equilibrado posible en todos los órdenes. El resultado es bienvenido, pero es producto de algo. Si el equipo ha encontrado una manera, una forma, un equilibrio, hay que mantenerlo. Entramos en una etapa de partidos fundamentales, como todos, aunque los próximos tres o cuatro definirán nuestra situación en la clasificación».

Cúper no firma el empate porque «nunca es un buen resultado antes del partido», aunque puntualiza: «Después del encuentro se puede analizar las circunstancias, las posibilidades, el juego y entonces quizás sea positivo, pero la idea nunca es jugar al empate. Para mí el empate nunca es un buen resultado antes de jugar; después sí puede ser un buen resultado; si jugamos mal y puntuamos, es para valorarlo, pero a priori vamos a salir a ganar».

Si la semana pasada le dio un toque de atención a Okubo, ayer tuvo palabras más agradecidas para el delantero japonés: «Está mejor, aunque estamos intentando resolver esas cositas que hacen que él todavía no puede desenvolverse con mucha soltura, como puede ser el idioma y eso está mejorando. Pero todo el mundo le está ayudando. No es tan sencillo cuando hay costumbres tan diferentes y, sobre todo, idiomas tan distintos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.