Fútbol sala/ Campeonato de Europa

España recupera su corona continental

El grupo de Javier Lozano supera a Rusia en una trabajada final, dos meses después de proclamarse campeón del mundo

Valorar:
Nunca vista
España 2
Rusia 1

ESPAÑA: Luis Amado, Kike, Orol, Javi Rodríguez, Andreu -equipo inicial-, Serrejón, Daniel, Cogorro, Julio y Torras.

RUSIA: Zuyev, Shayakhmetev, Maevski, Malyshev, Ivanov -equipo inicial-, Foukine, Markin, Douchkevitch, Levin y Abyshev.

Àrbitros: Massimo Cumbo (ITA) y Karoly Torok (HUN). Mostraron tarjeta amarilla a Shayakhmetev.

Goles:
1-0, Minuto 9, Andreu.
2-0, Minuto 21, Cogorro.
2-1, Minuto 31, Douchkevitch.

Efe|OSTRAVA

La selección española de fútbol sala, bicampeona del mundo, logró una trabajada victoria ante Rusia (2-1) en la final del IV Campeonato de Europa, recuperó la corona continental que perdió hace dos años en la ciudad italiana de Caserta y añadió otro éxito a su extensa colección.

Como ya hizo hace cuatro años, cuando ganó el Europeo de Moscú a los dos meses de proclamarse campeón del mundo en Guatemala, el equipo que entrena Javier Lozano conquistó ayer el título continental dos meses después de alcanzar la gloria en el Mundial de Taiwán, en un encuentro muy trabajado hasta los instantes finales.

No fue fácil, pero la selección española hizo valer su experiencia ante un equipo ruso que ha vivido varios años apartado de las grandes finales, pero que en la jornada de ayer plantó cara a los grandes dominadores del fútbol sala en los últimos años.

Rusia, como era de esperar, planteó la batalla a la contra, su mejor arma. Construyó su muralla defensiva muy cerca de la portería de Zuyez y cedió metros a los jugadores de la selección española, a la espera de sorprenderla con sus rapidísimos contraataques.

El balón fue de los españoles en el arranque del partido. Los jugadores de Lozano marcaron el ritmo y atacaron a su adversario con paciencia, sin arriesgar en los pases.

Daniel, en el minuto 7, estuvo a punto de adelantar a España con un tiro que se estrelló en el larguero tras un pase de Javi Rodríguez. Fue el primer aviso de los campeones del mundo. El segundo, en el minuto 9, se convirtió en un bonito gol de Andreu.

El ala del Boomerang Interviú batió a Zuyev con un tiro raso y cruzado tras un saque de esquina lanzado por Julio.

El guión del partido cambió de inmediato. Los rusos no tuvieron más remedio que salir de su trinchera. Adelantaron su línea defensiva, se hicieron con el control del balón durante un buen puñado de minutos y dispusieron de un par de ocasiones para equilibrar la balanza.

La potencia física del equipo de Oleg Ivanov, su rápida circulación del balón y la velocidad del pívot Sergei Ivanov crearon algunos problemas a España, pero los jugadores de Lozano, siempre muy concentrados, contrarrestaron con frialdad las acometidas de sus rivales y mantuvieron su ventaja hasta el descanso sin demasiados sobresaltos.

Un gol de Alberto Cogorro nada más comenzar el segundo tiempo (minuto 21) cimentó el triunfo español. El pívot del Playas de Castellón, muy atento tras un tiro de Kike Boned que dio en el larguero, aprovechó el rechace para firmar el 2-0.

Quedaba mucho partido por delante y la selección española no se libró de sufrir. Rusia acortó distancias en el minuto 31 por medio de Konstantin Douchkevitch y vivió algunos instantes de desasosiego, pero los campeones del mundo dieron una lección de coraje en la recta final del partido, poniéndose el mono de trabajo para defender con acierto las envestidas de la selección rusa y buscar alternativas para marcar el tercero.

Lejos de atrincherarse, plantaron cara a su rival en terreno contrario. Adelantaron la defensa y acorralaron a los jugadores de Oleg Ivanov en su propia cancha. No les dejaron pensar, trabaron su salida desde atrás y, de paso, tuvieron ocasiones de sobra para conseguir un triunfo más amplio.

Andreu, en el minuto 32, y Daniel, en el 34, estuvieron a punto de ampliar la renta española y también Kike, que estrelló un disparo en el larguero de la portería de Zuyev en el 36.

Con la selección rusa lanzada a un ataque a la desesperada en los dos últimos minutos, con portero adelantado incluido, España se aplicó en defensa, derrochó esfuerzo para evitar el empate y rubricó otra victoria para el recuerdo, la tercera en un Campeonato de Europa (la segunda oficial).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.