El Escudo de Oro de Sóller, para el pintor Juli Ramis

La ciudad le reconoce con un galardón recién creado

Valorar:
Nunca vista
preload

MARÍA VÀZQUEZ/MARIANA DÍAZ
Sóller reconocerá los méritos del pintor Juli Ramis (1909 - 1990) con la concesión de un galardón cuya creación ha aprobado recientemente el Ajuntament. En un pleno extraordinario, que se celebrará el 24 de agosto, día de Sant Bartomeu, su trayectoria artística será premiada a título póstumo con el Escudo de Oro de la Ciudad. La propuesta de honrar la memoria y el trabajo de Juli Ramis surgió del grupo municipal socialista y el expediente se llevará a la Comisión de Cultura del próximo viernes.

La ceremonia de reconocimiento se hará «como máximo el 24 de agosto, después de la misa», explicó Guillem Bernat, concejal de Cultura. El Escudo de Oro, que se entregará a los familiares más próximos de Ramis, «tendrá forma de condecoración», comentó Bernat, similar a la que lucen los regidores en la fiesta grande. Junto a él recibirán un pergamino donde constarán los motivos por los que se impone la distinción. Bernat recordó que no es la primera vez que el pueblo natal del pintor le honra. «Hace no menos de 15 años se dió su nombre a una calle».

La propuesta para que fuera Juli Ramis uno de los galardonados partió del alcalde Ramón Socias, ratificada por la totalidad del grupo socialista local, «por ser uno de los mejores pintores universales del siglo XX y por su larga trayectoria pictórica».Socias apuntó que la idea de distinguir a Juli Ramis «me rondaba hace tiempo porque, además de ser un artista universal, es uno de nuestros ciudadanos que ha dado a conocer Sóller en todo el mundo a través de su obra, por lo que es un reconocimiento del que podemos sentirnos orgullosos».

El Escudo de Oro nace de una ampliación del reglamento de honores y distinciones del Ajuntament dentro del que se prevé que, anualmente, se concedan un máximo de dos, «aunque la entrega anual no tiene porque ser estricta», apunta Bernat.

«Mi idea era que en el reglamento no sólo se debía de hablar de hijos adoptivos, ilustres o ciudadanos beneméritos, sino que hay asociaciones, grupos, entidades o hasta empresas que han contribuido a enriquecer el legado de la ciudad», señaló Bernat, de quien partió la iniciativa de este galardón. De esta manera, los sollerics tendrán una mayor participación porque las propuestas pueden surgir de la ciudadanía y no sólo a iniciativa política.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.