Las bolsas europeas, a pesar de todo, consolidan

| |

Valorar:
Visto 13 veces

Es absolutamente cierto que llevamos una época en la que las bolsas europeas están combinando semanas de subidas con las de caídas. Son constantes oscilaciones que aún no sabemos qué camino van a tomar de forma definitiva.

Todavía hay mucho ruido que está impidiendo una reactivación de la tendencia alcista: Trump y los aranceles, las subidas del petróleo o la inestabilidad política, especialmente en Italia, están haciendo de lastre momentáneo. Aun así en cada movimiento bajista se producen compras que provocan una nueva subida, lo que es síntoma de que en el mercado hay liquidez y ganas de utilizarla y además sirve para consolidar soportes.

El caso del IBEX 35, en los momentos más tensos ha perdido el nivel de 10.000-9.800, pero ha respetado (de hecho ni siquiera ha llegado) los mínimos de marzo (9.327). Es más, entre esos mínimos, los de mayo y los de este mes, están formando una pequeña directriz alcista (mínimos crecientes) que le ha llevado a intentar consolidar, una vez más, el rango 10.000-9.800. De conseguirlo, los objetivos que se plantean serían, en primer término, los 10.600, y en segundo la gran resistencia que está situada en 11.000-11.200.

En caso contrario, nuevos ruidos pondrían en juego la directriz comentada antes y posteriormente los 9.200, soporte clave que no debería perder para poder dar tranquilidad a los inversores.

El castigo en el EuroStoxx fue menor, de hecho prácticamente no perdió de forma sostenida los 3.400 cuando su verdadero soporte estaba entorno a los 3.300. Ahora se encamina a una primera resistencia que no debería suponer problema, los 3.500, para fijar su punto de mira en los 3.800 que suponen su nivel técnico objetivo a medio-largo plazo. Si la tendencia se girara, los 3.300-3.250 son un soporte muy sólido que debe ser tenido muy en cuenta y que, en principio, será complicado superar.

Tampoco consolidó la rotura del suelo de los 12.400 el DAX alemán, aunque también es cierto que, tras las fuertes subidas de los años anteriores, le puede costar superar los 13.000 puntos. Eso sí, de hacerlo prácticamente le darían vía libre a importantes subidas.