El frío siberiano congela a media Europa

| Varsovia |

Valorar:
Visto 326 veces
preload
Dos jóvenes cruzan un lago congelado en un parque de Skopje, Macedonia.

Dos jóvenes cruzan un lago congelado en un parque de Skopje, Macedonia.

09-01-2017 | GEORGI LICOVSKI

Las intensas heladas y tormentas de nieve que causaron al menos 25 muertos en la zona central y oriental de Europa durante el fin de semana persisten este lunes, en su mayoría en Polonia, donde la temperatura cayó hasta los 30 grados bajo cero en algunas áreas.

El río Danubio se congelaba lentamente en Budapest, un hecho inusual en los últimos años. La polución del aire, en gran parte debida a partículas de polvo, obligó a recortar la producción de grandes contaminadores en República Checa y Polonia. Las autoridades ordenaron que el transporte público sea gratis en Varsovia y Cracovia para ayudar a mejorar la calidad del aire.

En Polonia, 17 personas murieron por el frío durante el fin de semana, según el Centro Gubernamental de Seguridad, elevando la cifra total de fallecidos desde noviembre a 65.

Por su parte, medios checos informaron que seis ciudadanos, en su mayoría personas sin hogar, murieron durante el fin de semana, cuatro de ellos en la capital, Praga. Varias estaciones climáticas en las montañas checas informaron de temperaturas por debajo de los 30 grados bajo cero, incluyendo 34,6 grados bajo cero en las montañas Sumava del suroeste.

El instituto hidrometeorológico checo prevé más heladas para la región en los próximos días, con temperaturas por la noche de 20 grados bajo cero en el noreste para las primeras horas del martes.

La agencia estatal de noticias húngara MTI informó el domingo que se superaron los mínimos récord de temperatura tanto a nivel nacional como en Budapest, registrando 28,1 grados bajo cero y 18,6 grados bajo cero, respectivamente.

Asimismo, dos hombres sin hogar murieron congelados en Eslovaquia el fin de semana y el clima causó retrasos en el servicio ferroviario y cierre de caminos en el norte del país, incluso interrumpiendo el funcionamiento de algunos funiculares en centros de esquí en los montes Tatras, una cordillera en la frontera entre Eslovaquia y Polonia, donde la temperatura cayó a más de 30 grados bajo cero.

En Bulgaria, las nevadas y fuertes vientos bloquearon carreteras y dejaron a más de 75.000 hogares en el noreste del país sin electricidad durante el fin de semana.

La situación se extiende también por los Balcanes. En Albania, por ejemplo, se confirmó una tercera víctima mortal y amplias zonas rurales del norte del país quedaron aisladas por una capa de nieve que llegó a superar el metro de altura.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.