El crecimiento turístico desde 1989 ha sido insostenible para los recursos de las Islas

Los índices económicos se han disparado, pero también el consumo de territorio y de bienes y servicios

|

Valorar:
Nunca vista

La industria turística se ha convertido en el motor de la economía balear en las últimas décadas, pero este desarrollo, que ha provocado que en tan sólo diez años (1989-1999) el PIB per cápita haya aumentado un 70'5%, ha conllevado la plasmación en las Islas de la insostenibilidad del modelo turístico tradicional y la búsqueda de un modelo sostenible acorde con los recursos existentes, según se indicó ayer en la presentación del proyecto «Indicadores de sostenibilidad de Balears», realizado por el Centre d'Investigacions i Tecnologies Turístiques de les Illes Balers (CITTIB), en cuyo acto estuvo presente el conseller de Turisme, Celestí Alomar.

Este informe, según comentó el director del proyecto, Maciá Blázquez, ha analizado un total de 44 indicadores, los cuales tendrán un seguimiento que culminarán con la constitución de un Observatorio de Sostenibilidad Turística. Dentro del maremágnum de datos y cifras estadísticas analizados, Bláquez puso como ejemplo el hecho de que el planeamiento urbanístico vigente en las Islas prevé que en el futuro una capacidad de alojamiento para 4'2 millones de personas, el doble de la actual, «de ahí que urge actuar con criterios de sostenibilidad para limitar estas previsiones».

Blázquez recomendó asimismo «marcar unas pautas de crecimiento en el tiempo a fin de que esta alza sea progresiva, y alternarlo con la puesta en marcha de políticas de eficiencia, principalmente en el consumo energético». En este contexto, apuntó que la comunidad balear ya triplica el umbral considerado como normal entre la emisión de dióxido de carbono producido por el consumo energético y la capacidad del territorio balear para absorber estos residuos atmosféricos. El informe revela igualmente que el índice de presión humana ha crecido en esta década un 13 por ciento, con un techo de 1'5 millones de habitantes (entre residentes y turistas) en el mes de julio de hace dos años, si bien la capacidad de alojamiento fue de 1'8 millones.

La consecuencia de esta dinámica, según puntualizó el director del proyecto, es que Balears registre una densidad de 300 habitantes por kilómetro cuadrado, un índice similar al de los países más poblados de la Unión Europea que se superaría notablemente de aplicarse las previsiones de crecimiento urbanístico establecidas en el planteamiento vigente. A lo largo de la década estudiada, la población residente ha crecido un 7'1%, mientras que el número de viajeros llegados ha experimentado un ascenso del 56%.Alomar arremete contra Madrid por «utilizar» la bajada del turismo alemán en las Islas

Alomar arremete contra Madrid por «utilizar» la bajada del turismo alemán en las Balears
El conseller de Turisme, Celestí Alomar, arremetió ayer contra el secretario general de Turismo, Juan José Güemes, por afirmar que Balears había sido el único destino turístico español donde ha descendido el número de turistas en el primer cuatrimestre de 2001, argumentado que la ecotasa había tenido parte de culpa. Alomar lamentó que la Secretaría de Estado de Turismo «utilice las cifras del descenso de las reservas a Balears para crear tensión entre las relaciones con las Islas y dar una imagen negativa y distorsionada de este destino». Reconoció que los datos de reservas turísticas han descendido, siendo el mercado alemán el que más lo hecho, sobre todo en abril con un 8'1%, «no estamos preocupados por esta evolución del turismo alemán, dado que se trata de una bajada coyuntural».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.