GESA bate su tercer récord consecutivo

La punta de potencia de 771 megavatios del miércoles por la noche supera las cifras históricas de los dos días anteriores

|

Valorar:
Nunca vista

La ola de calor que asola Mallorca y los niveles de ocupación turística provocaron que anteayer, por tercer día consecutivo, se batiera un registro histórico en lo que a demanda eléctrica de refiere, según aseguraron fuentes de Gesa-Endesa. Así, según una nota pública emitida por la compañía energética, el miércoles pasado a las 21'29 horas se superó, con 771 megavatios, la punta histórica de potencia que ya se había superado el pasado 30 de julio, con 746 megavatios, y el 31 del mismo mes con 764 megavatios.

Fuentes de Gesa-Endesa aseguraron que, según sus previsiones, el registro del pasado miércoles será superado durante la segunda quincena de agosto ya que la punta de potencia del año pasado, 738 megavatios, se produjo el 25 de agosto y en los años anteriores también coincidió con esta época. La compañía asegura que con una potencia instalada de 1.015 megavatios el servicio durante este verano está garantizado y que sus estudios cifraban entre el siete y el ocho por ciento el incremento necesario para esta temporada estival «y hasta el momento sólo se ha producido uno del 4'5 por ciento».

Es por eso desde la eléctrica se mantiene que este registro será superado dentro de unas semanas y prevén que la punta de potencia se puede acercar a los 786 megavatios, 15 menos del registro del miércoles. El hecho de que la demanda máxima siempre se produzca entre las 21'00 y las 22'00 horas se explica por que es en esas horas cuando los turistas suelen estar en su habitación del hotel descansando de la jornada y coincide, también, con el encendido del alumbrado público.

Por otra parte, las altas temperaturas registradas en los últimos días ha provocado un incremento espectacular en la demanda de ventiladores y aparatos de aire acondicionado. Tanto es así que las tiendas especializadas han incrementado sus ingresos en los últimos días y algunos ciudadanos tuvieron problemas para encontrar un aparato que alivie el calor. Desde la dirección provincial del Instituto Nacional de Meteorología se confirmó que las temperaturas de ayer fueron sensiblamente inferiores a las registradas el miércoles. Así, mientras que hace dos días los termómetros del aeropuerto de Son Sant Joan alcanzaban los 39'9 grados, en la jornada de ayer la temperatura fue de 34 grados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.