Antonio Banderas y Melanie, sabor americano en Mallorca

El actor malagueño y su esposa vienen a Palma a participar en la penúltima regata de la Copa del Rey de Vela.

Valorar:
Visto 3 veces
preload
Enamorados como siempre, no dejaron de hacerse arrumacoS. Foto: H. YGARTER

Enamorados como siempre, no dejaron de hacerse arrumacoS. Foto: H. YGARTER

Probablemente el más sorprendido de todos fuera Michael Douglas al ver allí a unos veinte periodistas, dos tercios de ellos con cámaras. Realmente no le estábamos esperando a él, que, deprisa, deprisa, se iba a Londres, eso sí, tras decirnos adiós levantando los brazos y excusándose de no poder atendernos. (Michael quiere estar con su mujer y su hijo para el cumpleaños de éste, el 8 de los corrientes). En lo que cubría los trámites administrativos, dejó a los Banderas una nota en la que les decía que lamentaba no poder verles, a la vez que les ofrecía Costa Nord para lo que gustasen.

Todo un detalle entre colegas, además con buen rollo entre ellos, a lo que se ve. Un par de minutos después llegaron los Banderas. Antonio, que luce un nuevo look debido a la barba que se ha dejado crecer, «para la nueva película que tenemos en proyecto "explicó"; no tenemos todavía la financiación completa de la misma, pero por si acaso ésta llega pronto, yo estaré preparado», contó, y añadió que la presentación de su última película, Pecado original, «está gustando», fue en Los Angeles, «hace tres días, lo que ha hecho que entre presentaciones y viajes llevemos cincuenta y tantas horas sin dormir y, sinceramente, tengo ya unas ganas de descansar que te mueres».

Melanie, vestida con un ajustado traje de chaqueta de color negro, dijo que su hija «está volando en estos momentos a Málaga, a reunirse con los abuelos», y que no saben «cuántos días nos vamos a quedar en España, porque los niños han de ir a la escuela a partir de finales de agosto». Se le preguntó si la veríamos pronto en una nueva película y ella se explicó a su manera: «Sí... pero no... Pero ya os lo contaré más adelante». O sea, que hay película.

Sin más, se despidieron de los allí presentes, y en un 4 por 4 se dirigieron hacia el barco en que vivirán durante los días que estén en Palma. Esta mañana, sobre las diez y media, está prevista la presencia de ambos en el Club Náutico. Él probablemente regateará en el barco de su hermano y ella seguirá la regata desde otro barco.

Pedro Prieto

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.