La piscina de Aznar en Maó debe ser demolida porque es «ilegal e ilegalizable»

El presidente del Gobierno se reúne el lunes en Palma con el Rey

Valorar:
Visto una vez
MIQUEL FÈLIX/EFE
El Ajuntament de Maó mantiene abierto desde el 9 de julio un expediente de demolición contra la piscina de la Finca Morell, construida el año pasado pese a tener la licencia denegada desde el 30 de agosto de 1999, según informa Esquerra de Menorca. La finca es propiedad de la familia Victory y acoge estos días las vacaciones de la familia del presidente del Gobierno, José María Aznar. Al estar ubicada en un área natural de especial interés "Penyes d'Egipte" la piscina incumple la Ley de Espacios Naturales y la Ley de Àreas de Especial Protección de Balears.

Esta normativa prohíbe terminantemente la construcción de este tipo de equipamientos. «Es ilegal e ilegalizable», aseguró el miércoles el teniente de alcalde de Urbanisme, Francisco Fernández Terrés. De esta manera se confirman las sospechas iniciales expresadas por Esquerra de Menorca, partido que ahora exige al alcalde, Arturo Bagur, que decrete su clausura cautelar mientras no se resuelva el expediente de demolición iniciado. Lo argumentan en pro de la legalidad urbanística y para no dar un mal ejemplo a la opinión pública.

Siguiendo los cauces administrativos previstos en estos casos, los Victory disponen de un plazo para alegar o presentar recurso contra la orden de demolición, aunque sin esperanzas de que prospere. El hecho de que se consumara la construcción de la piscina a sabiendas de que la licencia había sido denegada será considerado un agravante llegado el momento de tener que tomar una decisión.

De acuerdo con los precios de mercado, se calcula que su construcción costó alrededor de dos millones de pesetas. Por otra parte, el Rey y el presidente del Gobierno, José María Aznar, mantendrán el próximo lunes en Palma el primero de los dos despachos de trabajo que suelen tener durante el mes de agosto. Aznar llegará al Palacio de Marivent en helicóptero desde Menorca, donde inició ayer sus vacaciones oficiales de verano junto a su familia en la Finca Morell. En la casa señorial, que data del siglo XVIII, se encuentra desde hace unos días su esposa, Ana Botella, y dos de los tres hijos del matrimonio.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.