Las temperaturas mínimas superan hasta 13 grados los registros medios del último mes

GESA supera por cuarto día consecutivo la punta histórica de demanda eléctrica

|

Valorar:
Nunca vista

La ola de calor que asola Mallorca y que empezaba a remitir ayer por la tarde tras la entrada de una masa de aire procedente de latitudes más altas ha provocado que se superen registros históricos tanto en lo que se refiere a temperaturas máximas como, especialmente, a la mínimas. Así, según datos facilitados por la dirección provincial del Instituto Nacional de Meteorología, las temperaturas mínimas que se detectaron a lo largo de la madrugada del jueves fueron muy superiores a las habituales por estas fechas de tal forma que, en líneas generales, fueron entre tres y trece grados superiores a los registros mínimos históricos.

El caso más espectacular es el que se dio en la estación de Lluc. En el santuario la media mínima es de 15'6 grados y en la madrugada de ayer la temperatura más baja fue de 28'6 grados por lo que el diferencial es de trece grados. También destacan, en este sentido, los 24'7 grados de los que no bajaron los termómetros en Capdepera o los 24'8 grados de mínima que se dió en la estación de Porto Pí. En lo que se refiere al diferencial entre las mínimas de jueves y los registros históricos destacan los cinco grados de sa Pobla (23 grados de mínima el jueves frente a los 18 de media en los últimos 30 años); y los 4'8 del aeropuerto de Son Sant Joan (22'8 grados como mínima de ayer frente a los históricos 18).

Así las cosas, y según las mismas fuentes, mientras que la temperatura media de ayer fue de unos 32 grados el índice de bienestar o temperatura aparente, (resultante de combinar lo marcado por los termómetros con la humedad), era de 34 grados mientras que el miércoles este índice de calor fue de 38 grados. A modo de ejemplo cabe destacar que una temperatura de 37 grados unida a una humedad relativa de un 40 por ciento provoca que la sensación de calor para las personas sea cercana a los 40 grados.

A partir de los 41 grados de temperatura percibida (no la real), se considera que se ha traspasado el umbral de peligro para las personas y a partir de los 54 grados (días de muchísimo calor unidos a una altísima humedad) el peligro «es extremo», según las mismas fuentes. No obstante esta última posibilidad no se da en la Isla ya que cuando suben los termómetros suele reducirse la humedad. Por otra parte las altas temperaturas disparan el consumo eléctrico y GESA-ENDESA volvió a superar el miércoles a las 21'28 horas, por cuarto día consecutivo, la punta histórica de potencia eléctrica en Mallorca al alcanzar los 775 kilovatios de demanda.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.