Casi la mitad de la basura que llega a Son Reus no se puede incinerar

Los dos hornos de la incineradora sólo tienen capacidad para quemar 900 de las 1.600 toneladas que recibe a diario la planta, mientras que el resto se acumula

| |

Valorar:
Nunca vista

La planta incineradora de Son Reus acumula durante el verano una media de 700 toneladas diarias que no tiene capacidad para incinerar. Se trata del 43'75 por ciento de las 1.600 toneladas que llegan a diario a la planta desde que cerró el vertedero de Calvià y las basuras de este municipio se trasladan a Palma. Estos restos orgánicos se acumulan a la espera de que la producción de basuras baje durante los meses de invierno y los dos hornos de Son Reus tengan capacidad para absorber parte de este excedente de verano.

Esta acumulación de residuos se mantendrá, al menos, durante todo este año, hasta que el Consell tenga lista la planta de selección de envases y embalajes que permitiría desviar parte de la basura que ahora se quema o se acumula en el vertedero hasta la planta de selección. De esta planta, los envases ya separados se enviarán a las plantas de tratamiento residuos para que puedan ser recicladas y reutilizadas.

Por lo que respecta al balance provisional del año, hasta el 31 de julio de 2001 se había recogido en Son Reus un 2'6 por ciento más de basuras que en la misma fecha del año pasado. Sin tener en cuenta los datos de recogida de Calvià, que distorsionarían la comparación, hasta julio del año pasado se habían recogido 228.069 toneladas, con una media diaria de 1.071 toneladas. Este año, el volumen de residuos recogidos llega hasta 233.926 toneladas y la media de toneladas que se recoge al día es de 1.103. Como es habitual debido a la afluencia de turistas, el mes de julio, junto con el de agosto, es el de mayor producción de residuos. Durante este mes se acumularon en Son Reus 42.088 toneladas, un 3'6 por ciento más de las 40.618 toneladas de julio del año pasado.

En cualquier caso, estas cifras son relativas, ya que hay que tener en cuenta el notable incremento de entrada de residuos en Son Reus que ha provocado la incorporación de las basuras de Calvià. Según explicó el director financiero de la empresa Tirme, Pedro Barceló, el tratamiento de las basuras de Calvià en la planta de Son Reus ha hecho aumentar el registro de toneladas en cerca de un 20 por ciento. Ésta es una de las circunstancias que ha provocado el importante crecimiento de las toneladas de basuras que no puede incinerar la planta de Son Reus.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.