La sobreexplotación ha salinizado la mitad de los 21 acuíferos de Mallorca

Na Burguesa supera 32 veces el máximo permitido

Valorar:
Nunca vista
JOAN J. SERRA
Diez de los 21 acuíferos de Mallorca están salinizados, algunos de ellos con niveles muy superiores al límite máximo de potabilidad (250 miligramos de cloruros por litro de agua), según datos del estudio sobre el estado de las aguas subterráneas en Balears. Un estudio que ha sido realizado de forma conjunta por la Direcció General de Recursos Hídrics, de la Conselleria de Medi Ambient, y por el Instituto Geológico y Minero de España, del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Estas unidades hidrogeológicas salinizadas son las siguientes: Andratx, Formentor, Almadrava (Pollença), Inca-sa Pobla, Calvià, na Burguesa, pla de Palma, sa Marineta, Marina de Llevant y Llucmajor-Campos.

Como se puede comprobar, todos ellos son acuíferos de la costa. Así, su alta salinización (presencia de cloruros) se debe a la sobreexplotación urbana y turística a la que se ven sometidos. Estas extracciones masivas facilitan la intrusión marina, que no encuentran barreras geológicas en unos acuíferos tan cercanos al mar. Un caso a parte sería el del acuífero de Llucmajor-Campos, donde la salinización se explicaría no por una desmedida demanda urbana o turística, sino por la concentración de bombeos de agua para regar la zona agrícola de Campos. Se llega a los 5.000 miligramos de cloruros por litro de agua (20 veces el límite máximo de potabilidad).

Estos diez acuíferos se pueden considerar salinizados, pero hay un undécimo, el de las sierras centrales (Pla de Mallorca), que está a punto de la salinización, como lo demuestra el hecho de que algunas muestras ya superan los 250 miligramos de cloruros por litro de agua. Y, se trata de un acuífero alejado de la costa y no conectado al mar. La salinización podría responder a la actividad humana (contaminación a partir de la utilización de aguas residuales depuradas y filtraciones de pozos negros).

El acuífero más salinizado es el de na Burguesa, donde los índices de cloruros detectados llegan a los 8.000 miligramos por litro de agua, 32 veces el límite máximo de potabilidad. La composición es muy parecida al agua del mar. En la unidad hidrogeológica de Andratx se superan ampliamente los 4.000 miligramos de cloruros por litro de agua. En el resto (Formentor, Almadrava, Inca-sa Pobla, Calvià, pla de Palma, sa Marineta y Marina de Llevant), la presencia de cloruros oscila entre los 800 y los 2.200 miligramos por litro de agua.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.