Los nuevos pantalanes del Passeig Marítim ofrecen 152 nuevos amarres

La inversión ha rondado los mil millones y caben barcos de hasta 30 metros

|

Valorar:
Nunca vista

Marina Port de Mallorca inauguró ayer los nuevos pantalanes del Passeig Marítim con una fiesta de presentación que contó con actuaciones musicales y a la que asistieron más de un millar de invitados, que fueron recibidos a su llegada por el empresario Juan Riutort y el ingeniero Antonio Garau. Entre los asistentes se encontraban Guillermo Oliver, de Sinatra; los señores Magnusson, del Casino; el abogado Toni Coll, Sebastià Salom hijo, Juan José Hidalgo y su hija María José; Silvia Riera, cónsul de Polonia; Tumy Bestard, Toni Gil, José María Rodríguez, Bartolomé Beltrán y el presidente del Grupo Serra, Pere A. Serra.

El nuevo puerto deportivo, según su director gerente, Patrick Reynés, ha supuesto una inversión de mil millones de pesetas y dispone de una capacidad para 152 barcos de esloras comprendidas entre los 13 y 30 metros. Los precios de alquiler oscilan entre las 4.000 y las 15.000 pesetas por día.

Las instalaciones disponen de un pantalán principal con acceso al tráfico rodado y tres de tipo peatonal. Todo el recinto, vigilado de forma permanente por un puesto de control a la entrada, y en el que se ha acentuado el tema de la seguridad, es de acceso restringido a los usuarios.

En la actualidad, la ocupación es del 85 por ciento. El 70 por ciento de los amarres ya ha sido adjudicado, restando el 30 por ciento para alquiler. El proyecto de la nueva marina se debe a inversores mallorquines bajo la sociedad Iniciatives Portuàries Mirall de Mallorca, SL, que obtuvo la concesión de la Autoritat Portuària de Balears por un período inicial de 14 años, renovables. A los servicios usuales hay que añadir otros, como la tarjeta Club del Usuario, con atención preferencial en hoteles, alquileres de coches, campos de golf, cafeterías...

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.