Los jóvenes se ponen manos a la obra

Doce jóvenes de entre 18 y 25 años, procedentes de toda España, participaron en un campo de trabajo en Pollença

Valorar:
Nunca vista
Un grupo de doce jóvenes de diversos puntos de España pasaron unos doce días, hasta principios del mes de agosto, en Pollença para participar en un campo de trabajo de forma voluntaria. Los jóvenes ofrecen sus manos para trabajar en actividades de tiempo libre realizando labores de servicio público a cambio de manutención y alojamiento que reciben por parte de la Conselleria de Joventut del Govern balear.

Éste ha sido el primer año que Pollença ha puesto en marcha un proyecto semejante con los objetivos primordiales de señalizar el bosque de «Boquer», pintar el patio de Miquel Capllonch en el Port de Pollença y pintar el centro de jóvenes. Además también han colaborado en la organización de las fiestas patronales de Pollença instalando una barra en el concierto, limpiando y recaudando dinero para el centro de jóvenes del municipio.

Esta programación de actividades «va dirigida a facilitar la convivencia, la participación y el conocimiento del pueblo de Pollença entre los participantes», afirmó Josep Cifre, director del campo de trabajo. Este grupo de doce jóvenes procedentes de Valencia, Pamplona, Zaragoza, Canarias y Galicia aseguraron haber disfrutado durante todo el tiempo que pasaron en Pollença, aunque estaban un poco cansados, pero «no dudaría en repetir la experiencia, creo que ha sido muy buena», aseguró uno de los chicos.

Maria E. Nadal

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.