Sa Placeta se reconvertirá en un centro de baja exigencia para «sin techo» libres de adicciones

Antoni Serra anuncia una especialización de los centros de la Red de Inserción Social

|

Valorar:
Nunca vista

Sa Placeta se convertirá en un centro de baja exigencia para personas «sin techo», que duermen habitualmente en la calle, y que no tienen sin problemas de adicción a drogas o alcohol. Este centro, que recibirá el nombre de «Es Sostre», se complementará con otro de iguales condiciones pero destinado a personas drogodependientes, «cuya ubicación no está aún determinada».

Así lo anunció ayer el presidente de s'Institut, Antoni Serra, tras la reunión mantenida con los representantes de la Red de Inserción Social para evaluar el modelo de atención a las personas en exclusión. Sa Placeta es actualmente un centro de baja exigencia para toxicómanos activos en riesgo de exclusión social -que serán derivados a otro centro-, que cuenta con 60 plazas que se reducirán a 35 o 40.

Pero no será éste el único centro de la red que sufrirá modificaciones, «pues también hemos determinado una especialización de la red; es decir que se emplearán los mismos centros existentes pero cambiando su proyecto de trabajo para atender mejor las necesidades de los usuarios de la red. Además ampliaremos las plazas de ésta de 400 a 450 personas, la 50 que calculamos que están en la calle».

El trabajo, matizó, «se concentrará en la reorientación de servicios existentes», así como en «provocar procedimientos en los que las personas no tengan vocación de permanencia en los centros, sino de que vayan avanzado en la red, de un centro a centro, hasta lograr el objetivo de la reinserción».

Con esta voluntad, reconoció la conveniencia de crear un nuevo tipo de centro de baja exigencia como el de sa Placeta, «que tendrá tres características: estará cerca del usuario, tendrá una dimensión reducida, de un máximo de 35 o 40 personas, pero con espacios separados y con servicios muy elementales, encaminados a que la persona pueda refugiarse a cualquier hora del día o la noche».

Una segunda conclusión apuntada es la necesidad de dar salida a aquellos usuarios que están en algunos de los centros de la red «y que tienen ya una situación algo más normalizada y requieren de una atención más continuada».

Por último, Serra adelantó la ampliación del servicio que presta la Unidad Móvil de Emergencia Social de Creu Roja en el sentido de realizar durante el día el seguimiento de las personas «si techo» que son atendidas por la noche.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.