La fiesta está en la calle

Derroche de color y fantasía en los disfraces escolares

Valorar:
Nunca vista

Mallorca está viviendo estos días el Carnaval más participativo de los últimos años. Escoletes, colegios, centros escolares, empresas, discotecas, grupos de amigos, etc. celebran o han celebrado fiestas y encuentros con dicho motivo. Por ejemplo, los colegios de la barriada palmesana de Son Gotleu celebraron el jueves una particular rua o desfile por las calles, siendo sus vecinos espontáneos espectadores de un río de color y alegría provocado por cientos de niños y niñas. Simpáticos gnomos, enanitos o duendecillos corretearon entre gigantescas cartas de póker, ratoncillas, brujas, caperucitas rojas o atrevidos mosqueteros. Lo cierto es que los personajes infantiles han predominado en la fiesta de carnaval de este año. Originalidad y muy buen nivel en los disfraces, hechos con poco presupuesto y mucha maña. Ellos han tomado las calles, plazas y patios de recreo. Tampoco faltaron la variedad y alegría en los participantes, más menudos, de los colegios de Llucmajor, donde en la plaza y a ritmo de música en vivo, hubo un animado baile con princesas, payesas, astronautas, bailarinas y payasos.

Julián Aguirre
Fotos: Teresa Ayuga

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.