Presión sobre Camargo, que insiste en su ‘no es no’ a presidir el Parlament

| Palma |

Valorar:
Visto 180 veces
preload
Thomás, antes de sentarse a presidir la sesión plenaria de ayer. Foto: JOAN TORRES

Thomás, antes de sentarse a presidir la sesión plenaria de ayer. Foto: JOAN TORRES

02-02-2017

La Mesa del Parlament se reunirá esta mañana sin que anoche hubiera quedado claro si el pleno de la semana que viene elegirá al relevo definitivo de Xelo Huertas. Después de la reunión de los partidos de izquierda, convocada de urgencia tras el pleno de la mañana, no se llegó a ningún acuerdo. A lo largo de la misma crecieron las presiones sobre la portavoz parlamentaria de Podemos para que aceptara presidir la Cámara. Esta reiteró que no e incluso comentó a algunas personas que «mi no también es no aunque no lo entiendan».

Este diario ya informó que la dirigente del partido morado era la primera opción del PSIB y Més. La segunda opción era el propio Jarabo. Las reuniones continuarán hoy.

«No, hoy no habrá acuerdo», dijeron a este diario antes de que todos los asistentes a la reunión aceptaran el ‘apagón informativo’ que les fue requerido. Podemos mantiene que la presidencia de la Cámara les corresponde a ellos pero hay un cruce de vetos. Parte de Més no acepta a Baltasar Picornell, al que tampoco quieren en el PSIB.

Confianza

Después del pleno, la presidenta Armengol se mostró visiblemente irritada y llegó a decir a Alberto Jarabo que «esto se tiene que acabar hoy». No se acabó y a la hora de redactar esta información, todo estaba en el aire. «Los de Podemos insisten presidir el Parlament, pero que pongan más nombres», dijeron a este diario desde un partido político.

Armengol está muy preocupada porque lo ocurrido estos días está mostrando que el acuerdo con Podemos tiene puntos frágiles. De no haber estallado la crisis por Huertas y Seijas, lo que Podemos estaría debatiendo este mes es si entraba o no al Govern. Nadie habla aún de ‘cuestión de confianza’

LA NOTA

Gómez atribuye las moscas a un «problema de construcción»

La consellera de Salut, Patricia Gómez, aseguró ayer en el pleno del Parlament balear que la aparición de moscas en los quirófanos del Hospital Can Misses se debió a «un problema de construcción, del forjado, que no estaba suficientemente sellado». De esta manera, Gómez respondía a la diputada ibicenca del PP Tania Marí, quien le pidió que «sea diligente y responsable» después de que se suspendieran 77 intervenciones quirúrgicas por esta invasión de moscas. Gómez señaló que «una elevada temperatura y humedad han provocado que esta especie se haya reproducido de manera inusual».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.