Rajoy y Balza dejan los acuerdos para septiembre

El ministro ofrece la colaboración de las Fuerzas de Seguridad en la lucha contra la 'kale borroka'

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista
preload
Mariano Rajoy y Javier Balza (derecha) se saludan tras la reunión que mantuvieron ayer.

Mariano Rajoy y Javier Balza (derecha) se saludan tras la reunión que mantuvieron ayer.

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, propuso ayer la intervención de las Fuerzas de Seguridad del Estado en la lucha contra la violencia callejera, mientras que el consejero vasco de Interior, Javier Balza, abogó por «compartir» el plan elaborado por la Ertzaintza, que "dijo" «es el único que hay». Durante la entrevista que ambos mantuvieron en Madrid, Rajoy y Balza acordaron que, este mes el secretario de Estado de Seguridad, Pedro Morenés, y el viceconsejero vasco de Interior, Mikel Legarda, se reúnan para concretar las propuestas planteadas ayer, que serán analizadas en septiembre. Este fue el resultado más inmediato de una reunión de la que Rajoy salió «razonablemente satisfecho» y que Balza calificó de «positiva, aunque escasa de concreción». Rajoy propuso a Balza tres medidas concretas para luchar contra la violencia callejera, entre ellas un plan de acción conjunto que aúne todos los instrumentos en materia de información, prevención y represión y la colaboración de las Fuerzas de Seguridad con la Ertzaintza.

Tras recordar que el Gobierno central no tiene competencias en materia de seguridad ciudadana en el País Vasco, Rajoy precisó que la actuación de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se produciría de acuerdo con el artículo 17.6 a) del Estatuto de Gernika, que establece la posibilidad de su intervención «en el mantenimiento del orden público» a requerimiento del Gobierno vasco. Otra de las medidas propuestas es la creación de equipos conjuntos que realicen un análisis del fenómeno en cada zona y estudien las medidas concretas para poner a disposición de la Justicia «tanto a sus ejecutores como a sus inductores».

Por su parte, Balza recalcó que, «hoy por hoy», su plan contra la violencia callejera «es el único que hay», y mostró su «absoluta voluntad» de que el mismo sea compartido y conocido «por los máximos responsables de las policías que dependen del ministerio del Interior en Euskadi». Preguntado por si eso suponía que está dispuesto a dar entrada en el plan elaborado por la Ertzaintza a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, Balza respondió: «Sin duda». Rajoy dijo que le gustaría «que no hubiera dificultades» ni en el tema de la violencia callejera, porque «es el germen de ETA», ni en el del apoyo del Gobierno vasco y del PNV a la lucha contra el entorno de la banda terrorista.

También reclamó el apoyo del PNV a la posible petición del suplicatorio contra algunos parlamentarios de EH, como «Josu Ternera», y pidió que este partido y el Gobierno vasco no lancen críticas cuando el Gobierno solicite a países iberoamericanos extradiciones de personas vinculadas a ETA. Balza reclamó la incorporación de la Ertzaintza al Convenio de Schengen y su participación en la comisaría conjunta de Biriatou, así como la designación de un enlace de este cuerpo en el convenio de cooperación antiterrorista España-Francia. El ministro rechazó estas peticiones alegando que supondría tanto como un Estado soberano». Balza también planteó la «necesidad inmediata» de aumentar la plantilla de la Ertzaintza en 150 agentes.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.