Consulta en España

La nieve y los olvidos, las notas más destacadas de una jornada tranquila

Los políticos, con la excepción del lehendakari, Juan José Ibarretxe, no fueron demasiado madrugadores en su cita con las urnas

|

Valorar:
Nunca vista

La tranquilidad dominó la jornada electoral, en la que ni las nieves ni los olvidos obstaculizaron «la fiesta de la democracia», y eso pese a que hubo olvidos memorables: el DNI, la papeleta, las llaves del colegio electoral y hasta la presencia de los miembros de las mesas.

Como ejemplo, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, quien tuvo que regresar a su casa porque se había dejado el documento de identidad imprescindible para votar, derecho que ejerció en Béjar (Salamanca). «Por las prisas», justificó el ministro su despiste.

Algo parecido le pasó a José Blanco, secretario de Organización del PSOE, en Lugo, pues se dejó olvidado el DNI en la mesa electoral.

En Zaragoza, en el Colegio Público Santo Domingo, se produjeron retrasos porque no aparecía la persona que tenía la llave, a quien tuvieron que ir a buscar a su domicilio. Ante la misma circunstancia, en el Colegio Público Navarra, en la capital grancanaria, se optó por llamar a un cerrajero para que rompiera la cerradura.

Otro «jaleíllo» se registró en Valencia, donde un miembro de una mesa tuvo que lavarse la cara por el malestar que provocó que llegara pintado de blanco y negro, símbolo de las dos opciones de ayer: el «sí» y el «no».

Algo más que despistes hubo en Talavera de la Reina, donde se echó mano de los primeros votantes para poder constituir dos mesas electorales, debido a la ausencia de titulares y suplentes.

No faltaron los atuendos variopintos: el chándal de los participantes en la Maratón Popular de Valencia y los disfraces de arlequín de Picasso de los integrantes de la comisión del carnaval infantil de Málaga, donde se celebra el «Domingo de Piñatas».

La otra nota de la jornada fue la nieve en el norte peninsular, presagio del temporal que se avecina, pero que no impidió a los concienciados ciudadanos ejercer su derecho al voto.

Víctor González Velarde desafió al mal tiempo de Cartes (Cantabria) a sus 102 años para acudir a votar a las 11.00 horas, y en la provincia de Burgos, el mismo alcalde de Sargentes de la Lora trasladó a los vecinos en su vehículo todoterreno.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.