Manacor

Discrepancias en materia urbanística provocan fisuras en el pacto de gobierno

Acuñas dice que no romperá el pacto «de momento»

Valorar:
Nunca vista
CATERINA VENY/ J.M.S.
La polémica urbanística se ha abierto de nuevo en el municipio de Manacor. Las medidas restrictivas del Consell de Mallorca en relación a la suspensión de licencias de obra, ha acelerado la concesión del número de permisos en Manacor, donde informaron favorablemente de 80 licencias el mes pasado. El PSOE local ha sido el primer partido del pacto de gobierno en expresar su «insatisfacción» por la política urbanística del Ajuntament.

En este sentido, el secretario general de la agrupación socialista local, Francesc Acuñas, ha manifestado que «la aprobación de concesiones de licencias por la comisión de urbanismo, tendría que haber sido más solidaria con el anuncio de la moratoria urbanística del CIM. Aunque la comisión no ha cometido ilegalidad alguna, éticamente tendría que haber sido un poco más sensible con la suspensión cautelar».

Con todo ello, Acuñas descartó «de momento, una posible ruptura del pacto», pero aprovechó para anunciar «un cambio en nuestra estrategia en materia urbanística». La aceleración del ritmo de concesión de licencias de obras fue admitida también por el portavoz del PSM, Miquel Vives, quien, sin embargo, apuntó: «Lo hicimos para no perjudicar a nadie que tuviese algún proyecto. Lo que no queríamos era que nos acusasen de dejadez». Vives añadió que «se otorgó licencia a todas las peticiones de obra de forma cronológica».

Por su parte, el portavoz de AIPC ha coincidido con Vives afirmando que «la celeridad en la concesión de licencias se hizo porque ningún proyecto resultó perjudicado, siempre dentro de los límites de la legalidad y, además, votamos a favor de las licencias porque teníamos la aprobación de los técnicos». Brunet añadió que la licencias se dieron «objetivamente».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.