Los propietarios de 3.500 hectáreas en la Tramuntana aceptan la protección de sus fincas

La Conselleria de Medi Ambient consigue sumar esta superficie en un primer contacto con titulares de terrenos

|

Valorar:
Nunca vista
preload
La Serra de Tramuntana será objeto de diversas figuras y niveles de protección establecidos por ley.

La Serra de Tramuntana será objeto de diversas figuras y niveles de protección establecidos por ley.

Propietarios de 3.500 hectáreas de Tramuntana ya han dado su conformidad a que sus fincas sean incluidas en el Pla d'Ordenació de Recursos Naturals (PORN), que definirá la protección de la Serra.

La Conselleria de Medi Ambient, dirigida por Jaume Font, mantuvo esta misma semana una primera reunión con propietarios de fincas de diversos municipios de Tramuntana y de ese primer contacto ha surgido la aceptación de titulares de terrenos que suman 3.500 hectáreas. En las próximas semanas, Font y la directora general de Biodiversitat, Joana Xamena, mantendrán más reuniones con propietarios, tanto de Tramuntana como de Llevant.

Como ya es sabido, en el marco de la Llei de Conservació dels Espais de Rellevància Ambiental, actualmente en tramitación parlamentaria, el conseller Font pretende aplicar las diferentes figuras de protección previstas en este texto legislativo: parque natural, reserva natural (con dos variantes, integral -más estricta- y especial -puede admitir determinadas actividades humanas-), monumento natural y paisaje protegido, paraje natural -gestión más allá de la estricta protección urbanística- y área de interés científico -que pueden limitarse a un período determinado-. Las dos últimas figuras serían específicas de Balears, mientras que las cuatro primeras ya están contempladas en la ley estatal.

Font pretende llevar adelante esta protección contando con la conformidad de los propietarios de al menos el 51 por ciento de los terrenos que se quiere preservar.

Sin embargo, en los casos de las figuras más estrictas de protección, especialmente las reservas naturales, no se tendrá tan en cuenta el factor de la conformidad o no del propietario si los informes técnicos establecen la necesidad de una preservación efectiva. Igualmente, no se permitirán «islas de desprotección». Es decir, si se propone un nivel de protección para toda una zona y un único o unos pocos propietarios lo rechazan, quedarán incluidos de todas maneras en la figura de preservación fijada.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.