Santa Margalida

La rehabilitación de la iglesia de Santa Margalida llega a su recta final

El domingo 27 de febrero se celebrará, por primera vez desde su cierre, misa en el templo

|

Valorar:
Visto 2 veces
preload
Los operarios de Pastor siguen trabajando estos días en el interior de la iglesia.

Los operarios de Pastor siguen trabajando estos días en el interior de la iglesia.

El próximo domingo, 27 de febrero, se oficiará en la Iglesia de Santa Margalida la primera misa desde que el templo cerrara sus puertas el 8 de julio del año 2002. La misa se celebrará en el interior de la iglesia donde se colocarán sillas provisionales en espera de que lleguen los 42 bancos encargados expresamente para el templo y es que a pesar del oficio, las obras continuarán pasado el domingo, hasta que el templo abra definitivamente sus puertas el Domingo de Ramos. Al concluir las obras, la parroquia habrá invertido en la reforma integral de la iglesia 2,1 millones de euros (350 millones de las antiguas pesetas), la mayor parte de los cuales han sido financiados por suscripción popular. De hecho, los feligreses donan para ese fin el cepillo del primer fin de semana de cada mes con una aportación media de 120.000 euros (20 millones de pesetas) anuales, una contribución que enorgullece al párroco de Santa Margalida, Guillem Feliú, que considera que la Iglesia es de todos los feligreses.

Durante estos tres años de obras, la iglesia ha sido sometida a una reforma integral que ha incluido, entre otras actuaciones, la sustitución integral del tejado, el refuerzo de la estructura del templo en el que existían alarmantes grietas, la sustitución integral del pavimento y la restauración de los retablos y de las campanas.

Entre otras curiosidades cabe destacar como muestra de la devoción que los vileros tienen por su Iglesia que en el último año apenas se han celebrado bodas en el pueblo y es que la gente espera que finalicen las obras para casarse en la Iglesia. «Los próximos meses de septiembre y octubre ya está todo lleno, reservado para bodas», relata el párroco Guillem Feliu. Ya ha comenzado por otra parte el entierro de fieles en los tres panteones que existen en el templo. En el panteón de Sant Antoni, están ya depositadas las cenizas de un joven de Can Picafort muerto en septiembre además de los restos humanos hallados durante las obras.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.