La Guardia Civil cree que un perturbado luxemburgués asesinó a Ivonne O´Brien

Ha contactado con otras policías europeas para localizar al sospechoso, que salió de un psiquiátrico antes del crimen

|

Valorar:
Visto 2 veces
preload
Ivonne vivió una auténtica pesadilla antes de morir a manos de su asesino.

Ivonne vivió una auténtica pesadilla antes de morir a manos de su asesino.

«Gastón es nuestro hombre». La Guardia Civil está convencida de que un perturbado luxemburgués que pasó unos meses en Mallorca, tras salir de un psiquiátrico, fue el autor hace ahora dos años del salvaje asesinato de Ivonne O'Brien, la inglesa a la que arrancaron la mandíbula, rajaron el vientre y le introdujeron una pistola en la vagina en su chalet del Port d'Alcúdia.

Desde que el 30 de agosto de 1999 fue descubierto el cuerpo terriblemente mutilado de la extranjera en la casa de la calle Teodoro Canet, número 50, la Policía Judicial de la Guardia Civil ha realizado un trabajo tan amplio como exhaustivo. Decenas de efectivos del Cuerpo se entregaron a la investigación, sobre todo en los primeros meses, y se interrogó a infinidad de sospechosos y testigos. Un alemán encarcelado por fraude en su país fue, durante un tiempo, el principal 'candidato' de los investigadores, pero posteriormente su participación en el crimen se diluyó y las diligencias siguieron otros caminos.

Ahora, casi dos años después, la Benemérita tiene el convencimiento de que el asesino de Ivonne fue un luxemburgués de 40 años llamado Gastón, que en marzo de 1999 salió de un psiquiátrico de aquel país tras haber sido internado por una esquizofrenia. El hombre se desplazó hasta Mallorca y conoció a Ivonne en Alcúdia. La mujer llevaba una vida disoluta y ambos compartían la afición por el alcohol.

Tras el brutal asesinato los agentes sospecharon de Gastón, que contaba con antecedentes y con un carácter irascible y violento, y consiguieron localizarle. En su declaración el luxemburgués reconoció que había mantenido relaciones con la víctima, pero se cerró en banda a cualquier otra posibilidad. Ahora la Guardia Civil ha contactado con otras policías europeas para conocer su ubicación y, si es posible, someterle a un segundo interrogatorio, con nuevos datos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.