Un joven cae por un acantilado en el Port d´Andratx durante una fiesta

Una barandilla de la casa cedió y el muchacho se precipitó contra las rocas desde cinco metros de altura

|

Valorar:
Nunca vista
preload
Los sanitarios inmovilizaron al herido y se lo llevaron en ambulancia.

Los sanitarios inmovilizaron al herido y se lo llevaron en ambulancia.

José María Ensenyat Coll, un joven de 28 años, fue hospitalizado en la mañana de ayer después de que los bomberos lo rescataran de un acantilado del Port d'Andratx al que se había precipitado al ceder la barandilla de un chalet. El joven y una treintena de muchachos habían participado en una fiesta en una casa junto al mar en el Camino de San Carlos, que duró toda la noche y provocó las quejas de los vecinos.

A las ocho de la mañana, aproximadamente, José María y otro amigo se apoyaron en una barandilla de la terraza, que de repente cedió. El primero de los jóvenes se estrelló contra la rocas del acantilado, desde unos cinco metros de altura, y quedó tendido junto al mar, ensangrentado y en estado grave. Bomberos, Policía Local, Guardia Civil y una ambulancia se desplazaron hasta esa urbanización y comenzaron las tareas de rescate de José María Ensenyat.

Los sanitarios le colocaron un collarín como medida preventiva, por si había resultado con la columna afectada y lo inmovilizaron sobre una camilla. Luego lo subieron al chalet y allí le practicaron las primeras curas. Finalmente el muchacho fue trasladado en ambulancia hasta la clínica Femenía, donde quedó ingresado. La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y varios agentes inspeccionaron la barandilla del chalet desde la que se precipitó la víctima. Los funcionarios se entrevistaron con la hija de los dueños para conocer más detalles de lo ocurrido y la Policía Local también confeccionó otro atestado sobre la caída.

Los amigos del heridos se encontraban muy nerviosos y afectados por el accidente y algunos de ellos se encararon con el fotógrafo de este periódico para que no tomara instantáneas del rescate. Los vecinos, por su parte, se quejaron de que el alboroto durante toda la noche había sido continuo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.