La Federación de Espeleología opina sobre el rescate de los buzos en Cala Agulla

Analiza los hechos ocurridos en octubre con la intención de «mejorar los rescates en un futuro»

|

Valorar:
Nunca vista

Tal y como informaba Ultima Hora en su edición del jueves, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha remitido una denuncia a la Dirección General para que investigue si hubo irregularidades en el operativo para rescatar a dos buzos en una cueva de Cala Agulla, el pasado 12 de octubre. Uno de ellos falleció y el otro fue rescatado con vida al día siguiente.

Así, el rescate de este submarinista ha generado una gran cantidad de comentarios y discusiones en los ambientes relacionados con el espeleobuceo y las cuevas en general. Estas reflexiones han trascendido a la calle y a los medios de comunicación. Ante estos hechos «y con la esperanza de mejorar los rescates en el futuro», la Federación Balear de Espeleología (FBE) ha querido expresar su análisis a través de una nota que contiene ocho puntos.

En primer lugar, la FBE expresa su «alegría por el rescate con final feliz» del buceador. En el segundo punto «confirma que miembros de la FBE, avisados del accidente por los periodistas, se pusieron en contacto el 12 de octubre con la Guardia Civil para ofrecerse a colaborar en la búsqueda y volvieron a llamar el día 13 con el mismo ofrecimiento. Inexplicablemente no tuvieron respuesta».

El tercer punto explica que la FBE cuenta con espeleólogos especializados en la exploración, topografía y documentación de cavidades subacuáticas de gran complejidad y recorrido y señala que en Mallorca se encuentran las de mayor recorrido de España.

En cuarto lugar explica: «La cavidad (cueva J-1) está inventariada y se considera de dimensiones modestas y poco complicada, aunque peligrosa por la presencia de sedimentos.

El quinto punto se refiere al protocolo de rescate. Según la FBE, «la primera pauta a seguir en un rescate de espeleobuceo es ponerse en contacto con buenos conocedores de la cavidad y con espeleobuceadores experimentados y pedir todas las características que se conozcan de la gruta». La segunda pauta del protocolo (sexto punto del comunicado de la FBE), «es revisar, si se tiene constancia de su existencia, las cámaras de aire que se localizan en la cavidad. No se tiene que aplazar la búsqueda de los escafandristas sin haber revisado estos espacios. En una cavidad no tiene sentido suspender la búsqueda porque sea de noche en el exterior».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.