«Entiendo que las testigos confundieran al violador conmigo porque se parece a mí»

| | Palma |

Valorar:
Visto 3758 veces
preload
Romano Van der Dussen, a finales de noviembre, durante la grabación de un documental sobre su vida en Londres. El holandés vio en un juicio reciente a Mark Dixie, el hombre que cometió, al menos, una de las violaciones en Fuengirola, Málaga.

Romano Van der Dussen, a finales de noviembre, durante la grabación de un documental sobre su vida en Londres. El holandés vio en un juicio reciente a Mark Dixie, el hombre que cometió, al menos, una de las violaciones en Fuengirola, Málaga.

07-12-2017

Romano Van der Dussen quería ver al monstruo que le hizo pagar 12 años de cárcel por tres violaciones en Fuengirola (Málaga) en 2003. Mark Dixie es el monstruo. Es un depredador de 47 años que confesó otra agresión sexual en 1987 y unas lesiones graves a una mujer en 2002. El holandés Van der Dussen estuvo en el juicio en Londres a finales del pasado noviembre.

El inglés ya fue condenado en 2008 a 34 años de cárcel por violar y matar a una joven modelo británica, Sally Anne Bowman, en Londres en 2005. Van der Dussen comprendió a las chicas que le inculparon por las tres agresiones de Málaga cuando vio a Dixie. «Entiendo que las testigos lo confundieran conmigo porque se parece a mí», admite.

Mark Dixie.

La vida del holandés se descompuso en agosto de 2003 cuando salía de la playa de Fuengirola. La policía le detuvo por triple violación. Estuvo 12 años desfilando por cárceles de España, incluida la de Palma. Una prueba de ADN en 2007 demostró su inocencia. Los restos hallados en una de las víctimas correspondían a un inglés llamado Mark Dixie. Cocinero y padre de tres hijos que confesó una de las agresiones. Los otros dos ataques compartían el mismo patrón. Dixie vivió en Málaga entre finales de 2002 y octubre de 2003. Todo cuadraba. La fecha, el lugar y la hora de las otras dos agresiones que también pagó Van der Dussen por el británico.

El holandés vio a Dixie por videoconferencia desde la prisión y pensó: «Joder, se parece un poco a mí», explica por teléfono. «El asesino estaba aburrido en el juicio, sólo sonreía cuando la fiscal le explicaba la crueldad de los hechos. Le hacía feliz revivirlo todo».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Thor
Hace 5 días

En vez de tantos referenduns y tonterias independentistas. Mas medios a juzgados y policias.

Valoración:4menosmas

antonio
Hace 6 días

12 años para unas pruebas de ADN , a los investigadores y jueces de este caso se les debería caer la cara de vergüenza, si la tienen ,claro

Valoración:30menosmas

estan chiflados
Hace 7 días

ademas el he intentado de hablar con el director de la carcel(en Palma),y el director ha dicho que cuando el seria el juez lo he dado mas años..........

Valoración:6menosmas

Yyy
Hace 7 días

Gran actuación de las policías y justicias británica y española. Deben dormir tranquilos después de j...la vida a una persona?

Valoración:66menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1