Fútbol americano

Los Eagles pretenden arrebatar el codiciado cetro a los Patriots

Valorar:
Nunca vista

Julián Castillo|JACKSONVILLE
El ritual de la disputa del Super Bowl, la gran final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), cumplió un año más con toda la parte promocional, fiesta privadas y declaraciones de los protagonistas deportivos para dar paso a la última jornada de concentración y reflexión.

Técnicos y jugadores de los Patriots de Nueva Inglaterra, que defienden el título de campeones, y los Eagles de Filadelfia, que disputan su segunda Super Bowl en la historia del equipo, han hecho su preparación a fondo y el día de ayer lo dedicaran a descansar en sus respectivas habitaciones y a tener las últimas sesiones teóricas sobre las estrategias a desarrollar en el campo.

Los Patriots con su mariscal estelar Tom Brady, que busca tener en su poder el tercer anillo de campeón y el tercer premio de Jugador Más Valioso (MVP), sólo otro «Quaterback» en la historia de la NFL, el legendario Joe Montana, lo consiguió, son los grandes favoritos a repetir el triunfo que consiguieron el año pasado en Houston.

El entrenador de los Patriots, Bill Belichick, que ha llevado al equipo a tres Super Bowls en las últimas cuatro temporadas, con dos títulos en su haber, no quiere oír hablar del favoritismo de su equipo ni de las apuestas, y lo único que le preocupa el completar el ciclo de preparación mental y física de sus jugadores de cara al gran partido.

Si para los Patriots todo el ambiente previo que se vive el Super Bowl ya es algo familiar, para la mayoría de los jugadores de los Eagles es algo nuevo, pero al igual que sus rivales se han preparado al máximo para romper los pronósticos de ser el equipo que tiene menos posibilidades de ganar el título.

Al igual que los Patriots, su gran figura es el mariscal de campo Donovan Mcnabb, aunque también tenga que compartir honores con el recibidor Terrell Owens, que ha sido el centro de atención ante la incógnita si al final podrá jugar.

El entrenador de los Eagles, Andy Reid, no descarta esta opción, pero tampoco tiene decidido y mucho garantizada la salida de Owens, al menos como titular. Reid ya piensa en lo que puede hacer el recibidor Freddie Mitchell, que es la segunda opción cuando no está Owens. Mientras que Brian Westbrook puede convertirse en la pieza fundamental en el ataque de los Eagles, que junto con McNabb pueden desequilibrar a la defensa de los Patriots. El artista principal en esta ocasión será el legendario ex Beattle, Paul McCartney, quien dijo en tono divertido que «iba a salir desnudo al escenario».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.