Ciclismo

Kilómetro cero

El Passeig Marítim alza el telón de la temporada en el viejo continente/Colom es el rival a batir en una Challenge que marca el inicio de una era

| |

Valorar:
Nunca vista

Ha llegado la hora de la verdad. Después de miles de kilómetros acumulados en las piernas del pelotón, el UCI ProTour hace acto de presencia y con él la temporada 2005. Qué mejor escenario que el habitual, el Passeig Marítim de Palma, que recibe con los brazos abiertos al gran grupo y a todas sus figuras en una jornada que a buen seguro se decidirá al esprint.

Los grandes protagonistas de la XIV edición de la Challenge Illes Balears-Volta a Mallorca ya han aterrizado en la Isla. Bettini, Freire, Zabel, Valverde, pero por encima de todos el dorsal número 1: Toni Colom. El de Bunyola es el corredor a batir y llega con las ideas claras a una prueba a la que le tiene muchas ganas. Porque conoce bien el terreno, las posibilidades de sus oponentes y sabe perfectamente cuál es el momento para lanzar el ataque que debe marcar las diferencias.

Colom es uno de los exponentes del Illes Balears, que juega en casa y con una carta ganadora. Pero Eusebio Unzúe tiene más de un as en la manga. La aparición de Valverde es sinónimo de altas probabilidades de victoria, pero no podemos dejar de lado a Vicenç Reynés, quien está ante una temporada en la que debe justificar las expectativas que sobre él se han depositado. Toni Tauler y Joan Horrach también tendrán kilómetros por delante, pero tal vez menos que Joan Llaneras y Miquel Alzamora, en plena recta final de su preparación cara al Campeonato del Mundo de Los Àngeles. La polémica entre el doble medallista olímpico y el seleccionador nacional, Jaume Mas, espera llegar a un punto de encuentro durante o tras la Challenge, en la que debutará el joven Miguel Àngel Cerrillo, uno de los más firmes valores del Centre de Tecnificació.

Estamos en el kilómetro cero. La temporada nace en el viejo continente con muchos cambios y una larga nómina de equipos continentales que sueñan con alcanzar algún día el coto cerrado provisionalmente que es el ProTour. La Challenge contará con una buena representación de los mejores equipos del planeta. Illes Balears, Rabobank, el repescado Phonak, Quickstep, Saunier Duval, T-Mobile y el Euskaltel-Euskadi encabezan un cartel plagado de novedades.

Buscando fortuna
Los más modestos del pelotón buscarán fortuna en alguna de las cinco etapas, y quién sabe si en el Gran Premio o en las clasificaciones complementarias. El Comunidad Valenciana llega con aires nuevos y sin Paco Cabello, al igual que un Relax Fuenlabrada con Jesús Suárez Cuevas al frente. La selección de pista sigue fiel y con los mallorquines como jefes de filas, mientras que Kaiku, Spiuk, Orbea, Andalucía-Paul Versan y Cataluña Àngel Mir estrenan denominación y presencia en la ronda mallorquina, en la que sin ningún género de dudas, estamos ante la más montañosa de todas sus trece ediciones.

La principal novedad en el libro de ruta cabe encontrarla en la tercera etapa, que unirá Pollença y el Port de Pollença, con el primer final en alto de la Challenge. El Mirador d'es Colomer, cota de segunda categoría y que ofrece poco más de tres kilómetros de selectivas rampas, permitirá disfrutar de un desenlace de la jornada que promete, y en el que los candidatos a la victoria deberán echar el resto para no descolgarse.

Pero antes aguardan dos jornadas que también atesoran una buena dosis de emoción. Para abrir boca, hoy se pondrá en juego la primera victoria de la temporada europea. El circuito del Passeig Marítim (82,5 kilómetros) anticipa un final al esprint y con una larga nómina de candidatos, entre los que cabe ubicar, además de los Freire, Bettini o Zabel, a un Isaac Gálvez que por partida doble sabe lo que es vencer ante el Auditòrium, donde poco antes de las dos de la tarde se despejarán todas las dudas.

Desde las once de la mañana, los aficionados, y en general los ciudadanos de Palma, podrán ver de cerca a los grandes ídolos del pedal, que el lunes afrontarán un test serio, con una primera toma de contacto con la media montaña. Un total de 163,1 kilómetros con salida y meta en el Port d'Alcúdia abrirán boca antes de llegar el tramo decisivo con la jornada del Mirador d'es Colomer como primera escala. Los 150,6 kilómetros entre Sóller y Port de Sóller, pero en especial el último paso por el Puig Major, resultó clave para que Toni Colom sentara las bases de su victoria hace poco más de un año. Los constantes toboganes de la etapa con centro de operaciones en Calvià acabarán por castigar las piernas del pelotón, que ya habrá hecho la selección definitiva de candidatos a la gloria.

El espectáculo llega sobre ruedas de la mano de la Challenge y ahora son los ciclistas, los verdaderos protagonistas, los que tienen la palabra. ¿Repetirá Toni Colom? La solución la tendremos el próximo jueves en la meta de Palmanova.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.