El Govern llevará la reforma de las DOT al Parlament sin negociar antes con UM

Quiere que la ley se apruebe antes de seis meses para no tener que debatir la moratoria en la Cámara

Valorar:
Nunca vista
preload
Antich, Grosske y Sampol deberán negociar con UM la aprobación de la moratoria.

Antich, Grosske y Sampol deberán negociar con UM la aprobación de la moratoria.

N. DOMBLÀS/M. GONZÀLEZ
El Govern registrará en el Parlament la reforma de las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) sin haberlas negociado previamente con Unió Mallorquina, lo que supone una novedad en la forma de funcionar del Pacte de Progrés, que tiene por norma no registrar ningún proyecto de ley que no haya sido pactado previamente. Con esta maniobra, el Govern quiere ganar tiempo para tratar de conseguir que la reforma de las Directrices se apruebe en el plazo de seis meses. Si se consigue, ya no será necesario que la moratoria en suelo rústico sea aprobada por el Parlament, dado que la propia Ley habrá quedado reformada antes de la aprobación definitiva de la moratoria.

A pesar de esta peculiar forma de funcionamiento, es decir, registrar una ley que no ha sido previamente pactada, los partidos del Govern confían en poder negociar con Unió Mallorquina durante la tramitación parlamentaria y que los nacionalistas no pongan problemas a su aprobación. El vicepresidente del Govern, Pere Sampol, declaró ayer que las moratorias aprobadas por el Ejecutivo y el Consell de Mallorca «se complementan» y apostó por el consenso político entre los partidos del Pacte de Progrés, sobre todo con UM, para evitar el incremento de la construcción en Balears.

El conseller d'Economia opinó que la tramitación que deba seguir la moratoria urbanística «es lo de menos». Reconoció que en los temas urbanísticos «las formas son importantes, porque son necesarias garantías jurídicas» pero dijo que «lo que debemos buscar es el consenso en lo político, y éste está en la necesidad de parar este crecimiento exagerado. Si estamos de acuerdo en lo político, encontraremos las fórmulas jurídicamente más correctas para hacer efectivas estas normas».

Defendió que el Govern no podía dejar pasar el verano sin actuar, especialmente para evitar un nuevo alud de construcción en suelo rústico, «y así tenemos la tranquilidad de que mientras discutimos si se ha de proteger o no el suelo rústico no recibiremos una avalancha de licencias que dejen la norma como papel mojado». Respecto de las discrepancias surgidas con UM sobre este asunto, el portavoz oficial del PSM comentó que «unos socios leales son los que dicen lo que piensan y que hablan claro y si cada uno expresa sus intenciones, esto no tiene por qué afectar» a las relaciones entre las distintas formaciones políticas que integran el Ejecutivo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.